Público
Público

El papa insta a liberarse de la "dictadura" de los medios de comunicación

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El papa Benedicto XVI lamentó hoy la existencia de una creciente "dependencia de las opiniones del mundo y de la dictadura de los medios de comunicación" e instó a no ceder y a liberarse de estas, en un encuentro mantenido en el Vaticano con párrocos y clero de la diócesis de Roma.

En una intervención improvisada, centrada en el capítulo 4 de las cartas de san Pablo a los Efesios, lamento que haya crecido la "dependencia de las ondas del mundo, de las opiniones del mundo, de la dictadura de los medios de comunicación, de la opinión que todos piensan y quieren".

El Pontífice subrayó, así, la necesidad de emanciparse de esa dictadura, al tiempo que hizo hincapié en la importancia de "la humildad".

Benedicto XVI indicó que "la ausencia de humildad destruye la unidad", según informó Radio Vaticana.

"La humildad es una virtud fundamental de la unidad y solo de este modo crece la unidad del Cuerpo de Cristo: unámonos de verdad y recibamos la riqueza y la belleza de la unidad", agregó.

Asimismo, se refirió a otro de los grandes problemas que afronta la Iglesia en la actualidad, la falta de conocimiento de la fe, que el pontífice denominó como "analfabetismo religioso".

"Con este analfabetismo no podemos crecer, no puede crecer la unidad. Por este motivo, nosotros mismos, debemos apropiarnos de nuevo de este contenido como riqueza de la unidad y no como un paquete de dogmas y de mandamientos, sino como una realidad única que se revela en su profundidad y belleza", explicó.

Durante el encuentro, el papa abordó además la llamada al sacerdocio y aseveró que "el gran sufrimiento de la Iglesia actual en Europa y en Occidente es la falta de vocaciones sacerdotales, pero el Señor llama siempre, falta solo escuchar".

Durante el encuentro Joseph Ratzinger entregó a los párrocos el texto titulado "Escogido por Dios para los hombres", publicado por Ediciones Paulinas y que incluye una presentación del cardenal vicario Agostino Valini.

Un texto definido por el purpurado como "una regla de vida" fruto del Año Sacerdotal y que el Pontífice ha ofrecido a todos sacerdotes romanos para que "crezcan en la alegría de la vocación común y en la unidad del sacerdocio".