Público
Público

Pareja niega haberse colado sin invitación en la cena de Estado de la Casa Blanca

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La pareja en el centro de una investigación por un presunto fallo de la seguridad en la Casa Blanca dijo hoy que no se colaron a la cena en honor del primer ministro indio, Manmohan Singh, y aseguró haber sido invitados.

Michaele y Tareq Salahi hicieron hoy su primera aparición pública desde la cena celebrada el pasado día 24, en un programa matutino de la cadena televisiva NBC.

Sin dar detalles, Michaele Salahi insistió hoy nuevamente en que ella y su esposo fueron invitados y no se colaron sin invitación a la primera cena de Estado que ofrece el presidente Barack Obama.

"No hay nadie que tenga la audacia o la mala conducta para hacer eso.... nadie haría eso y mucho menos nosotros", subrayó Michaele Salahi, para quien el incidente "ha destruido" toda una vida de trabajo.

Por su parte, Tareq Salahi lamentó que los medios de comunicación estén propagando "rumores" y presentando una imagen errónea de que la pareja sólo busca trepar en la alta sociedad.

"Nuestras vidas realmente han sido destruidas", se quejó.

La pareja, no obstante, eludió dar detalles sobre quién los invitó a la cena, pero insistió en que han entregado al Servicio Secreto todos los documentos, incluyendo correos electrónicos, para la investigación.

Al parecer, la pareja mantuvo un intercambio de correos con una funcionaria de alto rango en el Pentágono en el que pidió ayuda para asistir al evento, pero ésta niega haberles ayudado.

Michele Jones, asistente del secretario de Defensa Robert Gates, dijo el lunes en un comunicado que nunca dijo o dejó implícito que ayudaría a los Salahi a asistir a la cena.

"A pesar de que les informé de ello, todavía decidieron asistir", añadió Jones.

Los Salahi se han dado a conocer en el área de Washington por su asociación con el polo, un viñedo en disputa familiar en Virginia, y su voraz apetito por asistir a eventos de la alta sociedad.

También han participado en la producción de una controvertida serie televisiva sobre parejas con acceso al poder y la política en Washington.

Ahora, los Salahi figuran en el centro de una investigación iniciada por el Servicio Secreto, que permitió el acceso a la pareja pese a que, según la Casa Blanca, no figuraba en la lista de más de 300 invitados.

La pareja ha sido convocada a una audiencia del Comité de Seguridad Nacional de la Cámara de Representantes este jueves, pero se desconoce si ha aceptado comparecer para explicar cómo lograron burlar las medidas de seguridad en la Casa Blanca.

En paralelo, el portavoz de la Casa Blanca, Robert Gibbs, dijo a varios canales de televisión que los Salahi no estaban en la lista de invitados y, por lo tanto, no tenían derecho ni autorización de asistir al evento.