Público
Público

El paro alcanza en EEUU la mayor tasa en 25 años

Tras perder 651.000 empleos en febrero, el número de parados sube a 12,5 millones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Ya no se trata de vislumbrar la luz al final del túnel sino de encontrar el túnel. Estados Unidos despertó este viernes con una nueva evidencia de la profundidad de la recesión al registrar una tasa de paro nunca vista desde 1983, 8,1%, después de perder en febrero otros 651.000 puestos de trabajo. Es la cuarta vez consecutiva en que la economía estadounidense pierde más de 500.000 empleos al mes; lo que suman un total de 4,4 millones desde que empezó oficialmente la recesión en diciembre de 2007.

Se calcula que en la actualidad hay en EEUU 12,5 millones de parados, la mayor cifra desde que se empezaron a contabilizar estos datos, en 1940. En los últimos dos meses, grandes empresas como los almacenes Macys, el conglomerado mediático Time Warner Cable Inc., Estee Lauder, Goodyear y General Motors (este último al borde de la bancarrota) llevaron a cabo despidos masivos, así que se esperaba que los datos fueran malos pero no tanto. Algunos economistas subrayaban ayer que el paro podría alcanzar el 10% a finales de año.

De hecho, según algunos indicadores más amplios, las condiciones en el mercado laboral sugieren que ya se han alcanzado esos niveles. Si se incluyen los trabajadores a tiempo parcial, la tasa de desempleo ascendió el mes pasado al 14,8%, un aumento de casi seis puntos respecto al año anterior.

 

'No estamos hablando de personas que se quedarán sin empleo durante seis semanas o dos meses, sino de pérdidas permanentes de puestos de trabajo', comentó John Silvia, uno de los analistas de Wachovia, 'y eso dice mucho sobre cómo se está reestructurando la economía'. Con estas cifras, 'no hay luz al final de este túnel ', aseguró Nigel Gault, economista de IHS Global Insight: 'todos los sectores pierden empleos, no hay esperanza de ver un cambio a corto plazo'.

Las perspectivas no son muy halagüeñas. La economía estadounidense se contrajo un 6,2% en los últimos tres meses de 2008. El último informe de la Reserva Federal, presentado esta semana, pintaba un panorama desolador con la perspectiva de un crecimiento negativo a lo largo de todo 2009. Washington capea el temporal como puede. Con su plan de estímulo de 787.000 millones de dólares, el presidente Barack Obama espera crear unos 3,5 millones de puestos de trabajo. 'Seguiremos haciendo todo lo necesario para romper este ciclo destructivo de pérdida de empleos, lo que incluye nuestro plan de créditos a consumidores y pequeñas empresas y el programa para ayudar a los estadounidenses a pagar sus hipotecas', dijo ayer la secretaria de Trabajo, Hilda Solis.'No acepto un futuro de desempleo para el país', declaró Obama tras conocer los datos.