Público
Público

El paro ascendió en 2012 en 426.364 personas, hasta los 4,8 millones

El número total de desempleados en 2012 alcanza los 4.848.723El paro en los últimos doce meses ha sido peor que en 2011 y 2010En el mes de diciembre el número de desempleados registrados descendió en 5

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El número de parados registrados en las oficinas de los servicios públicos de empleo (antiguo Inem) se situó al finalizar el año 2012 en 4.848.723 personas pese a que en el mes de diciembre el número de desempleados descendió en 59.094 debido a las contrataciones para la campaña de Navidad, según ha publicado este jueves el Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

Esta bajada en el número de personas apuntadas al paro en diciembre es la mayor que se registra en toda la serie histórica, que comienza en 2006.  En 2011, por ejemplo, el paro subió en 1.897 parados respecto al mes anterior.

Sin embargo, si tenemos en cuenta el conjunto de 2012 el aumento de personas que se han quedado sin empleo no ha hecho más que crecer. Y en estos doce meses el paro se ha incrementado en 426.364 personas, lo que supone un 9,64% más respecto a 2011. Ese aumento ha hecho que a 31 de diciembre de 2012 el número total de personas que siguen desempleadas en España se haya elevado hasta las 4.848.723, lo que supone su nivel anual más alto en la serie histórica.

La subida del desempleo en 2012 ha sido superior a las experimentadas en 2011 y 2010, cuando el paro aumentó en 322.286 y 176.470 personas, respectivamente, pero inferior a las experimentadas en 2008 y 2009, años en los que las listas de las oficinas públicas de empleo sumaron 999.416 y 794.640 parados más.

La de 2012 ha sido, de este modo, la tercera mayor subida anual del desempleo de toda la serie comparable, y, por tanto, la tercera más elevada desde que comenzó la crisis. Por tanto, la reforma laboral emprendida por el Gobierno en febrero de este año no ha servido de nada, ya que no solo no ha evitado la destrucción de más empleos sino que ha servido para que el año cierre peor que 2011 y 2010.

A esa cifra de más de 4,84 millones de desempleados con la que se cerró el año se ha llegado después de que el paro bajara en diciembre de 2012 en 59.094 personas, el 1,2% respecto al mes anterior. Las mujeres concentraron el 86% de la bajada del desempleo en el último mes del año, con 50.773 paradas menos. El descenso del paro en diciembre, el más acusado en este mes dentro de la serie histórica, rompe con cuatro meses de alzas consecutivas y contrasta con el repunte experimentado en diciembre de 2011, cuando el desempleo subió en 1.897 personas.

El número de personas afiliadas en 2012 a la Seguridad Social se quedó en los 16.442.681Sin embargo, un dato que refleja la profunda crisis por la que atraviesa España es la caída en picado de los afiliados a la Seguridad Social. En 2012 el sistema contabilizó una pérdida de 787.240 afiliados, lo que supone una destrucción de casi 90 empleos a la hora.  En total, el número de personas afiliadas a la Seguridad Social se quedó en los 16.442.681.

En diciembre, se perdieron 88.367 cotizantes respecto a noviembre (el 0,53%) aunque el Gobierno matiza que el dato se ha agravado por la salida del sistema de los cuidadores no profesionales del Sistema de Dependencia, a los que contabiliza en 63.440. El Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) también perdió cotizantes en diciembre (4.142, el 0,14 %), lo que deja el total en 3.024.652.

El paro subió en 2012 en ambos sexos, aunque más entre las mujeres, con 228.195 nuevas paradas (+10,3%), frente a un incremento del desempleo masculino de 198.169 hombres (+9%), situándose el total de mujeres en paro en 2.440.816 y el de varones, en 2.407.907.

Por sectores, el paro subió en 2012 en servicios, agricultura e industria. En concreto, los servicios registraron 380.963 desempleados más (+14,5%), la agricultura sumó 41.915 nuevos desempleados (+28,7%) y la industria registró 33.585 parados más (+6,6%). Por contra, el desempleo bajó el año pasado en la construcción, con 20.096 desempleados menos (-2,6%) y en el colectivo sin empleo anterior, con 10.003 parados menos entre sus filas (-2,6%).

Entre los extranjeros, el paro bajó en 2012 un 2,2%, con 13.853 desempleados menosEntre los extranjeros, el paro bajó en 2012 un 2,2%, con 13.853 desempleados menos. En total, los inmigrantes en paro sumaban al finalizar el año 612.050 desempleados, con un descenso de 4.366 parados (-0,7%) respecto al dato de noviembre. Por edades, la subida del desempleo en 2012 se concentró en los mayores de 25 años, con 430.290 nuevos parados (+10,8%), mientras que entre los menores de 25 años el desempleo bajó en 3.926 personas en el conjunto del año, un 0,8% menos.

En 2012, el paro aumentó en todas las comunidades autónomas, salvo en Baleares, donde se redujo en 2.252 personas. Los aumentos anuales del desempleo los encabezan por Andalucía, con 114.677 desempleados más, Madrid (55.775 parados más), y Castilla-La Mancha (36.498 nuevos desempleados). Los menores incrementos los registraron La Rioja y Navarra, con 2.196 y 4.998 parados más en 2012, respectivamente.

En cuanto a la contratación, en 2012 se registraron en el Inem un total de 14.240.991 contratos, un 1,3% menos que en 2011, incluyéndose en esta cifra los contratos del servicio del hogar familiar realizados de enero a septiembre de 2012. De ellos, sólo el 10%, es decir, 1.432.973 contratos, fueron de carácter indefinido, con un aumento del 29% respecto a 2011.

El Ministerio de Empleo ha precisado que, descontando el efecto puntual de la extinción de los convenios de cuidadores no profesionales, cuyo impacto estadístico ya se notó en noviembre, el paro habría subido en 2012 en 388.381 personas, un 8,8% respecto a 2011, hasta un total de 4.810.740 desempleados.

La secretaria de Estado de Empleo, Engracia Hidalgo, ha destacado que en la segunda mitad de 2012 el paro se comportó mejor que en 2011, pues en el último semestre de 2011 el desempleo aumentó en 300.000 personas, mientras que en el mismo periodo de 2012 lo hizo en 233.000 personas.

No obstante, Hidalgo ha puesto de relieve la necesidad de tomar con prudencia los datos del mes de diciembre y de seguir con atención la evolución del paro registrado en los próximos meses para evaluar si se mantiene la tendencia de desaceleración del crecimiento del paro experimentado en el último semestre.