Público
Público

Pasan a disposición judicial los dos ex directores de Ibatur detenidos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los directores del Instituto Balear de Turismo (Ibatur) en la pasada legislatura, Juan Carlos Alía y Raimundo Alabern, detenidos el miércoles en la "operación Pasarela", por supuesta corrupción en dicho organismo, han pasado esta mañana a disposición judicial junto a otros tres arrestados en la causa.

Además de Alía y Alabern, también han sido puestos a disposición del juez el ex secretario de Ibatur Miguel Ángel Bonet, uno de los propietarios del Grupo Clave de publicada, J.V; así como y el empresario de Alcudia K.D., quienes ya prestaron declaración el jueves en la Jefatura Superior de Policía.

Los cinco detenidos han pasado a disposición del magistrado titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Palma, Juan Ignacio Lope Sola, conocedor de la causa, a las 8.35 horas de la mañana, en los Juzgados de Vía Alemania de Palma, donde la Policía Nacional ha entregado también algunas cajas de documentación vinculadas a la causa.

Juan Carlos Alía dirigió el Ibatur desde 2003 hasta que en 2004 estalló un escándalo por cargar a cuentas públicas gastos realizados en el club erótico de Moscú "Rasputín" durante un viaje oficial.

Alabern fue su sucesor en el cargo de este instituto, dependiente de la Conselleria de Turismo, y dirigió el Ibatur hasta el final de la pasada legislatura.

Ambos fueron detenidos el pasado miércoles en el marco de la "operación Pasarela", desarrollada desde el pasado martes a instancias de los jueces Ignacio Lope Sola y José Castro y en la que se investiga un supuesto desvío de fondos públicos del Ibatur durante la pasada legislatura del PP.

En total han sido detenidas trece personas en el marco de dicha investigación, en la uqe también prestó declaración ayer como testigo el ex concejal del PP en Lloseta Felipe Ferré, quien hace unos meses destapó esta supuesta trama con su declaración en otra causa de corrupción, el "caso Scala", cuando reconoció una serie de irregularidades en los contratos otorgados por el Ibatur.

A raíz de su declaración, la Fiscalía Anticorrupción comenzó a investigar este caso, que dio lugar a la citada operación iniciada el pasado martes, día en el que se realizaron varios registros en empresas de Mallorca y Madrid que trabajaron para Ibatur.