Público
Público

El Pasok firma su compromiso con la austeridad acordada con la UE y el FMI

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Movimiento Socialista Panhelénico (Pasok), uno de los tres partidos que participan en el gobierno de unida nacional de Grecia, ha enviado dos cartas a los socios de la UE y el FMI en las que se compromete a cumplir con el programa de austeridad acordado.

Las dos misivas hechas públicas en Atenas están firmadas por Yorgos Papandréu, ex primer ministro de Grecia y actual presidente del Pasok.

Se suman a las anteriores de los líderes de los otros dos partidos que integran el gobierno formado el pasado día 11, Antonis Samarás, de la conservadora Nueva Democracia (ND), y Yorgos Karatzaferis, del ultraderechista LAOS.

Así, con el compromiso firmado por los tres partidos, Grecia espera que mañana que el grupo del euro dé la luz verde a la entrega de un tramo crediticio de 8.000 millones de euros que necesita para poder pagar sueldos y pensiones.

Papandréu ha dirigido una de las cartas a los jefes del Consejo Europeo, Herman van Rompuy, de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, del grupo del euro, Jean Claude Juncker, y del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, así como a la directora ejecutiva del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde.

La segunda misiva está dirigida a los 26 jefes de Estado y de Gobierno de los socios en la Unión Europea (UE) y a Van Rompuy.

En la primera, alabó la formación del gobierno de coalición presidido por el economista y ex vicepresidente del BCE, Lukás Papadimos, "que permite al país asumir los pasos necesarios para implementar las decisiones de los días 26 y 27 de octubre y las políticas que llevan a ellas".

"No es necesario repetir que nos mantenemos dedicados a las políticas del programa económico y a sus renovaciones, y quedamos a la espera de cooperar con nuestros socios institucionales, CE, BCE, FMI, para preparar e implementar un nuevo programa de tres años (2012-2014) acordado los 26 y 27 de octubre", escribió Papandréu.

Para evitar la quiebra de Grecia, la cumbre de la CE en octubre decidió concederle una condonación de la deuda griega en un 50% y un nuevo rescate de 130.000 millones de euros hasta 2014, supeditados a un severo plan de austeridad y reformas estructurales.

El ex primer ministro reconoció que la deuda soberana de Grecia se hizo "insostenible" y que Grecia se transformó en "una prueba de choque" para el manejo de una crisis para el resto de Europa y la zona del euro.

Además, se refirió a su polémica propuesta de efectuar un referéndum sobre las medidas de austeridad, que marcó el fin de sus 25 meses en el poder, para lograr "un gobierno que gozara de un amplio apoyo para poder completar el esfuerzo nacional"

En la carta a los socios europeos, Papandréu reiteró su compromiso con el programa de austeridad, pero también denunció las presiones de los mercados y los ataques de los especuladores por "el alza irracional del coste del préstamo".

Puntualizó que "el déficit fiscal y la deuda soberana son solamente la punta del iceberg y el verdadero problema es la necesidad de reformas estructurales", pero que tras profundos sacrificios, el pueblo griego está "en el sendero correcto".