Público
Público

Pasqua pone en marcha el ventilador

El ex ministro francés condenado implica a Chirac y Villepin en la venta ilegal de armas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ex ministro de Interior Charles Pasqua, un hombre que sabe de negocios turbios franceses desde Charles De Gaulle hasta Nicolas Sarkozy, amenazó ayer con abrir la Caja de Pandora de los escándalos por las ventas de armas francesas. Condenado hace dos semanas en el juicio por el llamado Angolagate, ayer mostró pruebas de la implicación de Jacques Chirac y de Dominique de Villepin, y sugirió que se levante también la clasificación de documentos sobre la venta de fragatas a Taiwán y de submarinos a Pakistán.

Hacía tiempo que no se veía en París una rueda de prensa tan tumultuosa como la ofrecida ayer por El Padrino. Pasqua había prometido 'revelaciones' y no defraudó del todo.

El anciano senador, condenado a un año de cárcel el 27 de octubre pasado por 'tráfico de influencias' en la venta ilegal de armas a Angola durante los años noventa, esgrimió un memorándum y varias notas de los serviciossecretos franceses que, a su juicio, prueban que Chirac y Villepin estaban al corriente desde 1995 de ese tráfico ilegal.

'Afirmo que las más altas autoridades del Estado estaban informadas' y que tanto Chirac como Villepin, que no fueron interrogados en el juicio, 'han faltado a su deber', dijo.

Consciente de que no tiene nada que perder tras su condena contra la que ha presentado un recurso, añadió a su lista negra un tercer personaje. Acusó al juez Philippe Courroye, instructor delcaso Angolagate, en el que también fue condenado un hijo de François Mitterrand, de haber hecho desaparecer notas de servicios secretos que debían figurar en el sumario. Anunció una querella contra el magistrado.

Lo que en su día Chirac llamó 'el ventilador-lanzador de mierdas' de la política francesa también definido como 'las mierdas, cuando vuelan, siempre vuelan en escuadrilla', fue activado porPasqua. El ex ministro solicitó una iniciativa parlamentaria para levantar el secreto que clasifica los documentos de defensa 'en todas las ventas de armas desde 2002'.

El ex ministro citó explícitamente también el caso Clearstream, que enfrenta a Sarkozy y a Villepin, recordando que había servido para ocultar las comisiones pagadas por Francia por la venta de fragatas a Taiwán. Tampoco se quedó en su tintero la venta de submarinos a Pakistán, cuyas comisiones impagadas, según el sumario, serían causantes de un atentado de 2002 en Karachi.