Público
Público

La patronal ve ahora factibles fusiones de bancos en España

El sector redujo un 10,7% el beneficio hasta septiembre y prevé más caídas en 2010

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El sistema financiero español precisa un fuerte redimensionamiento y una importante integración entre entidades que permitan crear actores más fuertes y solventes. Desde hace muchos meses, todos los expertos están de acuerdo en estas necesidades, aunque la recomendación de fusionarse se dirigía siempre directamente a las cajas. Los bancos quedaban fuera porque ya parecían estar suficientemente concentrados. Ayer, la patronal bancaria, la AEB, sorprendió al reconocer que ahora es 'perfectamente posible' que algunos bancos españoles se fusionen entre sí. El secretario general de la asociación, Pedro Pablo Villasante, no descartó que se pueda producir una operación de este tipo en 2010, siempre que las entidades implicadas lleguen a la conclusión de que juntos estarán mejor que separados.

Con o sin estas operaciones, lo que en la banca tienen claro es que 2010 va a ser un año tan difícil o más que el actual, aunque no lo suficiente como para hacerles entrar en pérdidas.

En los nueve primeros meses de este año, los bancos españoles ganaron 12.709 millones de euros, un 10,7% menos que en el mismo periodo de 2008. En el conjunto del año, habrá más caídas de ganancias y también habrá nuevos descensos el próximo año, advirtió Villasante, quien destacó que las culpables serán las elevadas dotaciones que tienen que realizar para cubrir la morosidad. En nueve meses, esta partida absorbió 15.993 millones, un 66% más que entre enero y septiembre del año pasado, después de que la tasa de morosidad creciera hasta el 3,6%.

La patronal de banca aprovechó ayer la rueda de prensa de presentación de resultados para defender los bonus para los directivos de banca comercial. La asociación no está de acuerdo en eliminar estos incentivos de forma 'indiscriminada', como pretende hacer Reino Unido. A su juicio, hay que distinguir entre los que se pagan en la banca de inversión, que pueden instar a los directivos a asumir más riesgos de los debidos, y el resto, que pueden fomentar una mejor gestión, dijo.

Por otra parte, Banco Popular acordó ayer con los sindicatos cerrar los sábados.