Público
Público

Pécs, capital cultural de Europa convertida en centro continental de coros

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Pécs, Capital Cultural de Europa en 2010, se ha convertido esta semana en un centro continental de coros, con la organización del encuentro "Pécs Cantat".

Coros de toda Europa recorren estos días las calles de esa ciudad húngara, presentando recitales aparentemente de forma espontánea, mientras que por las noches, junto a la catedral se organizan "conciertos conjuntos" con miles de espectadores.

En estos programas participan más de 1.000 cantantes y se espera también la aparición de János Czifra, director musical del domo de Salzburgo (Austria), que dirigirá los Filarmónicos Pannon, de Pécs.

Los más jóvenes, como el Coro de Niños "Epilogi" de Chipre o el "Choeur de Jeunes de La Monnaie" de Bélgica, también unen sus voces a la fiesta coral.

En general, "tuvimos un semestre muy movido", explicó a Efe Csaba Ruzsa, director general de Pécs2010, que organiza los eventos del año, en relación a los primeros seis meses de capitalidad cultural.

Ruzsa destacó especialmente el éxito del Festival de la Primavera, el certamen folclórico organizado por las minorías de la ciudad, y adelantó que en las próximas semanas se espera la misma acogida a otros proyectos.

Esta semana se inauguró una muestra que representa la participación húngara en el movimiento artístico y arquitectónico Bauhaus, ya que algunos artistas de aquel innovador movimiento, como Marcel Breuer, nacieron de esta ciudad, donde se pueden contemplar numerosos edificios construidos en este estilo.

Por otro lado, los plegadores de papel organizaron un festival de Origami, celebrado, entre otros lugares, en una gruta del barrio Tettye, donde los artistas reavivaron la leyenda del dragón.

Esta gruta "era conocida hasta la década de 1920 como el 'zaguán del infierno', ya que un vecino de la ciudad, Gyorgy Reéh, realizó aquí un parque de diversiones en 1906, lleno de raras criaturas para espantar y divertir a los turistas", explicó a Efe Antal Kéki, gestor del lugar.

Gran parte de los programas de este excepcional año se centran en las culturas minoritarias de Pécs, ya que en la ciudad conviven gitanos, alemanes, croatas, polacos, serbios, búlgaros, griegos, ucranianos y rusinos (ucranianos de los Cárpatos).

Por este aspecto multiétnico, la ciudad, de unos 157.000 habitantes, ostenta desde 1998 el Premio de la UNESCO "Ciudades por la Paz", debido a su actitud tolerante hacia los exiliados de la guerra de los Balcanes y por la conservación de la diversidad cultural.

Las tradiciones históricas de Pécs, que abarcan las grandes culturas europeas, entre ellas la romana, la otomana o la cristiana, son reflejadas asimismo en una serie de programas.

El presupuesto de los programas y proyectos relacionados con la capitalidad cultural es de unos 120 millones de euros, de los que el 85% procede de fondos europeos y el 15% restante del Ayuntamiento de la ciudad, el Estado magiar y diversas instituciones de Pécs.