Publicado: 05.08.2014 10:47 |Actualizado: 05.08.2014 10:47

Pedraz ordena el ingreso en prisión del auditor de Gowex por no poder pagar la fianza

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz ha ordenado la detención e ingreso en prisión provisional del socio de M&A José Antonio Díaz Villanueva, que auditó las cuentas de Gowex, al no haber pagado la fianza de 200.000 euros que le había impuesto para eludir la cárcel. En un auto, el magistrado ha ordenado a la Policía la localización, detención y conducción a prisión de Díaz Villanueva, a quien había dado un plazo de 15 días para pagar esa cantidad, y que expiró en la medianoche de ayer.

Pedraz le acusa de haber dado, como auditor, "cobertura necesaria" a la comisión de delitos de falseamiento de cuentas y de información económica y financiera de la empresa de redes wifi. El juez estableció esta fianza, a petición del fiscal Anticorrupción Antonio Romeral, y tras tener en cuenta la gravedad del delito imputado, la pena que podría imponérsele en un eventual juicio oral, que podría superar los nueve años de cárcel, y el riesgo de que se fugara para sustraerse al procedimiento. Además, Pedraz tuvo en cuenta que ese día el auditor le había confesado que sus últimos ingresos anuales fueron de 300.000 euros y nunca los declaró a Hacienda.

El auditor, que recurrió la fianza que se le había impuesto, acudió este lunes a la Audiencia Nacional en compañía de su abogado para intentar hablar con el juez instructor y explicarle que no disponía del dinero necesario para cumplir con esta medida cautelar.

Díaz Villanueva se presentó voluntariamente en la Audiencia Nacional el pasdo 18 de julio después de que Pedraz le hubiera puesto en busca y captura al no poder localizarle en ninguno de sus domicilios ni teléfonos. Según alegó el imputado, había ingresado en una clínica de relajación por consejo médico, al que había consultado por el estrés que le provocó el estallido del escándalo a principios de mes. Durante su declaración, el socio de la firma encargada de la auditoría de las cuentas de Gowex defendió que cumplió todos los requisitos legales desde el principio, y reveló que comenzó cobrando 27.000 euros por su trabajo, cantidad que se disparó hasta los 300.000 euros en 2013. Sin embargo, admitió que no declaró ni estos ingresos ni ningún otro a la Hacienda Pública a lo largo de su vida profesional y que no dispone de ningún bien, ya que todo su patrimonio está a nombre de sus cuatro hijos.

Para el magistrado, sin embargo, existen indicios de que las auditorías que realizó el socio de M&A, que se convierte así en el primer imputado en el "caso Gowex en ir a la cárcel, "no se realizaron conforme a la normativa legal". Como auditor, explicaba, "dio la cobertura necesaria" para la comisión de estos delitos, los mismos por los que está imputado el expresidente de Gowex Jenaro García, que se encuentra en libertad provisional tras haber pagado una fianza de 600.000 euros con fondos de una cuenta en Luxemburgo a nombre de la sociedad Arcole Venture, de la que su mujer, Florencia Maté, es administradora única.

El auto de Pedraz relataba que el auditor subrayó que "no tuvo ninguna indicación de Jenaro García Martín en el sentido de cómo se debían hacer las auditorías", al contrario de lo que mantuvo el propio fundador de la compañía. Jenaro García, subrayaba el juez, llegó a confesar al consejero Javier Solsona que la auditoría era falsa y hecha para "dar cobertura a las cuentas falsas". A ello se une el hecho de que "en las auditorías no circularizó a ningún cliente" e hizo "las comprobaciones de facturas y pagos en cuentas corrientes". Un extremo que, para el juez, "resulta imposible" porque el director financiero, Francisco Martínez Marugán -que también pagó su fianza de 50.000 euros para eludir la cárcel-, precisó que "muchas no existían", sino que "simplemente aparecían en una hoja de Excel".

El pasado viernes Pedraz retiró la imputación que pesaba contra el consejero de la compañía Javier Solsona y lo nombró administrador judicial de la empresa durante un periodo de seis meses, mientras se resuelve el concurso de acreedores que se sigue en el juzgado Mercantil número 11 de Madrid. Así constaba en dos autos en los que el magistrado también archivaba el procedimiento que se seguía contra el consejero Ricardo Moreno Warleta, al que el expresidente de Gowex, Jenaro García, acusó de haber actuado como o topo de la consultora Gotham, a la que habría facilitado "información privilegiada" para destapar el escándalo.

En el procedimiento están imputadas un total de nueve personas, entre las que se encuentran el expresidente de Gowex, Jenaro García; su mujer, Florencia Maté; el director financiero, Francisco Martínez Marugán; y el auditor de la compañía, José Antonio Díaz Villanueva. También están encausados los presuntos testaferros Antonia Antúnez, Javier Martín Vaquero, Antonio Salmerón, la empleada del hogar Guadalupe Esmeralda Almeida y Juan Cañamero. Todos ellos están imputados por delitos societarios en su modalidad de falseamiento de cuentas, recogidos en el artículo 290 del Código Penal, y delitos relativos al mercado de los consumidores, concretamente el de falseamiento de información económica y financiera así como otro delito de uso de información relevante.

Debate y participa con tu voto y tus argumentos:

http://www.quoners.es/debate/crees-que-las-penas-por-delitos-que-perjudican-a-los-inversores-y-ahorradores-son