Público
Público

Pedrosa en busca de su tercera victoria, Lorenzo a seguir sumando puntos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El objetivo de Dani Pedrosa (Honda) en la decimocuarta prueba del mundial de MotoGP, el Gran Premio de Aragón en el circuito de Motorland Aragón, no va a ser otro que intentar conseguir su tercera victoria consecutiva, en tanto que el del líder del mundial, el español Jorge Lorenzo (Yamaha YZR M 1), debe ser seguir sumando el máximo número de puntos.

Pedrosa inició una racha de éxitos con su visita a Indianápolis que, hasta el momento, no le ha bajado del primer peldaño del podio, por lo que el objetivo del representante de Honda no será otro que, al llegar nuevamente a un circuito español, intentar conseguir un nuevo triunfo, el tercero consecutivo, que igualaría la última marca para los representantes del gigante japonés.

Hasta la fecha, el último piloto que ha conseguido tres victorias consecutivas con Honda ha sido el italiano Valentino Rossi, por dos veces en 2003.

El nuevo trazado de Alcañiz será el gran desconocido para todos los pilotos por ser la primera vez que rodarán en ella las potentes MotoGP, lo que ha obligado a la organización del campeonato a recuperar el primer entrenamiento libre de la mañana de los viernes.

Aunque muchos han sido los pilotos que han rodado con motos de calle en la pista turolense, las referencias sobre las MotoGP serán completamente distintas, lo que ha obligado a añadir ese entrenamiento suplementario en todas las categorías.

Y, mientras Pedrosa buscará su primera tercera victoria consecutiva en MotoGP, Jorge Lorenzo se muestra mucho más cauto en sus aspiraciones al pensar en conseguir un buen resultado en el fin de semana de aragón, pero lo cierto es que la trayectoria del piloto de Yamaha es impecable hasta el momento.

El líder del mundial, con 63 puntos de ventaja sobre su inmediato perseguidor, Dani Pedrosa, es el único piloto de la categoría que ha conseguido puntuar en todas las carreras y siempre en el podio, con un tercer puesto en Indianápolis como su peor resultado.

Con esa trayectoria extremadamente regular, Jorge Lorenzo busca consolidar un liderazgo que le puede llevar a su primer título mundial y que le permite esperar la mejor oportunidad para hacer valer las especiales características de su Yamaha, por lo que Motorland Aragón podría ser una de las opciones para mostrar a todos la agilidad y eficacia del chasis de su Yamaha, cuyo motor se ha mostrado menos veloz que el de la competencia.

Aunque cuenta con una larga recta, el circuito de Alcañiz es sinuoso y con muchos ángulos y curvas, algunas de ellas "ciegas" en las que los pilotos tendrán que buscar referencias fuera de la pista para conseguir el mejor tiempo posible.

Con Pedrosa y Lorenzo al frente de las estadísticas, las siguientes referencias habrá que buscarlas en los italianos Valentino Rossi (Yamaha YZR M 1) y Andrea Dovizioso (Honda RC 212 V).

Rossi, nueve veces campeón del mundo de motociclismo, necesita cerrar su última temporada con Yamaha de la mejor manera posible y por ello que, ya mucho más recuperado de sus problemas físicos, sea uno de los pilotos a tener en cuenta, como también su compatriota Dovizioso, que dispone de una de las mejores motos de la formación de salida de MotoGP, la misma que Pedrosa.

El hecho de que todos los pilotos lleguen por primera vez a Motorland Aragón en Alcañiz, confiere mayor igualdad en las aspiraciones de todos ellos y acerca un poco más a los debutantes a los habituales de la categoría, puesto que todos partirán de cero en la puesta a punto de sus motos.

Esa es la razón por la que el estadounidense Ben Spies (Yamaha YZR M 1), por ejemplo, puede protagonizar la sorpresa y volver a pelear por el podio o incluso por la victoria en Alcañiz.

Algo más atrás, pero también con muchas posibilidades de lograr un excelente resultado, podrían estar los tres españoles debutantes de la categoría.

Álvaro Bautista (Suzuki GSV RR), que estará solo en representación de su marca al ser baja el italiano Loris Capirossi, todavía convaleciente de la operación a la que se tuvo que someter tras el GP de San Marino en el dedo meñique de su mano derecha, Héctor Barberá o Aleix Espargaró, ambos con Ducati Desmosedici.