Público
Público

El personal de cabina de British Airways estará en huelga 12 días durante la Navidad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El personal de cabina de la aerolínea British Airways (BA), que ha acordado una fusión con la española Iberia, votó hoy a favor de una huelga de doce días en diciembre y enero por la reducción de la plantilla, entre otros asuntos, confirmó hoy el sindicato Unite.

Los paros empezarán el 22 de diciembre y durarán hasta el 2 de enero, medida que afectará a miles de pasajeros y podría dejar en tierra cientos de vuelos en una de las épocas de mayor tráfico en los aeropuertos por las vacaciones navideñas.

Según fuentes citadas por la agencia Press Association (PA), el 80 por ciento de los 14.000 tripulantes de BA participaron en la votación.

Unite precisó que el 92,5 por ciento de los participantes en el sufragio respaldaron la huelga.

El subsecretario general del sindicato, Len McCluskey, indicó que la decisión se ha tomado con "congoja", aunque Unite sigue dispuesto a evitar la huelga si se consigue un acuerdo con la empresa.

La Asociación de Azafatas y Azafatos de Aerolíneas Británicas, una sección de Unite, se expresó en términos similares: "Estamos muy tristes -dijo la asociación en un comunicado- por haber llegado a un punto en el que debemos tomar medidas industriales para que se escuchen nuestras voces, pero no hemos tenido elección".

"No queremos causar ningún inconveniente, por lo que incluso en este momento ofrecemos la oportunidad de impedir ese trastorno", agregaron las azafatas.

En una nota, la empresa se declaró "muy decepcionada de que Unite planee un trastorno masivo para cientos de miles de nuestros clientes durante el periodo de vacaciones de Navidad y Año Nuevo".

BA considera la huelga "completamente injustificada" y critica "la decisión cínica de Unite", porque representa una "falta total de preocupación por nuestros clientes, nuestro negocio y otros empleados de British Airways".

La disputa tiene su origen en el descontento de los trabajadores con los recortes de plantilla de la empresa y una serie de cambios contractuales que, según los sindicatos, no se han acordado con los empleados.

El pasado mes, British Airways anunció planes para eliminar 1.200 puestos de trabajo con el fin de reducir costes, al tiempo que quiere reducir el número de personal de cabina en viajes de larga distancia y congelar los sueldos durante dos años.

BA argumenta la necesidad urgente de disminuir los costes para sanear su delicada situación financiera.

En el primer semestre del año, la aerolínea divulgó unas pérdidas de 292 millones de libras (321 millones de euros), las peores pérdidas trimestrales en la historia de la compañía.

Tras conocerse las intenciones del personal de cabina, las acciones de BA caían un 0,6 por ciento, hasta 200,1 peniques, a las 15:10 horas GMT en la Bolsa de Valores de Londres.