Público
Público

Pete Rouse, nuevo jefe de Gabinete de Obama

Rahm Emanuel es el cuarto asesor presidencial que abandona antes de las legislativas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Era una noticia cantada pero no oficial. Se ha confirmado este viernes. Rahm Emanuel, jefe de Gabinete de Barack Obama, deja su puesto para presentarse como candidato a la alcaldía de Chicago. Con este, contando las recientes dimisiones en el seno del equipo económico presidencial, son cuatro los asesores del mandatario estadounidense que se marchan antes de las eleccioneslegislativas.

Es parte del relevo habitual de un equipo desgastado por dos años de poder, dos años especialmente duros debido a la crisis y a la profunda crispación política, pero despierta una cierta sensación de 'fin de régimen' antes de lo que se anticipa será una importante derrota de los demócratas en los comicios del 2 de noviembre.

El propio Obama animó a Emanuela irse para preparar bien su candidatura

Las especulaciones empezaron hace un mes, cuando Richard Daley, el histórico alcalde de Chicago, hijo de otro histórico alcalde de la ciudad, anunció que no se presentaría a la reelección. Enseguida las miradas se tornaron hacia Emanuel, ex congresista de Chicago, que en numerosas ocasiones había expresado su interés por el puesto, tras su paso por la Casa Blanca.

Parecía claro que Emanuel postularía por el cargo, justo a tiempo para depositar su candidatura antes del plazo del 22 de noviembre para poder presentarse en febrero de 2011, pero se esperaba que lo hiciera después de las que deberían ser durísimas elecciones legislativas. Hace unos días sin embargo, el propio Obama animó a Emanuel a tomar una decisión 'rápidamente' para preparar su campaña encondiciones.

El presidente ha anunciado la noticia este viernes por la mañana, donde ha nombrado como sucesor al que fuera su jefe de Gabinete cuando era senador, Pete Rouse.

Se espera queel sucesor sea su ex jefe de Gabinete como senador

Este es el cuarto asesor de Obama que deja su puesto. Hace algo más de una semana, Lawrence Summers, director del Consejo Económico Nacional y principal consejero durante toda la crisis, anunció que volvería a Harvard a finales de año. La noticia se producía después de la salida de Peter Orzarg, el director de presupuesto, y más recientemente de Christina Romer, jefa del equipo económico de la Casa Blanca, muy criticada por haber pronosticado que el verano marcaría el inicio de la recuperación en EEUU.

Algunos especialistas apuntaron entonces que, después de las elecciones, el Secretario del Tesoro, Timothy Geithner, también podría marcharse. El secretario de Defensa, Robert Gates, que empezó bajo la presidencia de George Bush a finales de 2006, también ha anunciado que dejará su cargo en 2011.

La marcha del jefe de Gabinete de Obama también subraya el desorden que impera en este momento en las filas demócratas. Emanuel debía ser el azote de Obama. El lado duro del presidente, el veterano mediador político de Washington, el ex ayudante de Bill Clinton que orquestó la victoria demócrata en las legislativas de 2006 y que sabría controlar el partido.

Las cosas no han salido del todo como estaba previsto. Los demócratas se han mostrado muy divididos, entre conservadores y progresistas, sobre muchas de las medidas de Obama, incluidas las reformas sanitarias y financieras. Ahora que el Congreso ha empezado su receso, una semana antes de lo previsto, para permitir a sus miembros hacer campaña, algunos demócratas han basado sus plataformas electorales en criticar a la Casa Blanca, esperando convencer a unos votantes desanimados por la crisis.