Público
Público

Piglia espera que el debate sobre su obra sea un pretexto para hablar de literatura

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El escritor argentino Ricardo Piglia espera que la Semana de Autor que le dedica a partir de hoy Casa de América de Madrid "sea un pretexto para una discusión más general sobre el estado y el futuro de la literatura en América Latina".

El autor de "La invasión" y "Plata quemada" manifestó que siente cierto rubor por este ciclo literario, que arrancó con la exposición de las ilustraciones del también argentino Luis Scafati que forman parte de versión gráfica de su novela "La ciudad ausente".

"Siempre es un poco incómodo, porque el que escribe los libros no es la persona misma, siempre es alguien como paralelo a uno", dijo Piglia (Adrogué, Buenos Aires, 1941) en declaraciones a Efe.

Hasta el día 19, su obra servirá de punto de partida para varias mesas redondas en las que se hablará de presente y el futuro de la literatura, de su relación con el cine y el cómic, de sus formas breves como el cuento, y de la crítica y la ficción.

La semana se cerrará con una conferencia a cargo de Piglia con el título "¿Qué será de la literatura?. Tres historias de infancia", y con un concierto dirigido por su compatriota Gerardo Gandini, galardonado recientemente con el premio Tomás Luis de Victoria.

Piglia avanzó que sus argumentos girarán en torno a la constatación de que el cliché de que sólo hay una manera de hacer literatura latinoamericana se ha superado y al convencimiento de que "debemos pensar en áreas culturales, porque el Caribe es una cosa, el Río de la Plata es otra cosa y la región andina otra distinta".

"Estamos en la etapa de intentar pensar ya en esta suerte de archipiélago que es América Latina con sus tradiciones, incluso en tener en cuenta la presencia de la literatura latinoamericana en EEUU o que hay otras lenguas que circulan por la región", manifestó.

Aludió también al efecto de los procesos migratorios dentro de la misma región y hacia otras áreas geográficas, que "es muy interesante porque está produciendo efectos lingüísticos, con efectos y tonos distintos, que favorecen la creatividad".

"Es algo que estamos tratando de poner en el centro del debate. Es una cuestión central (...) llamar la atención sobre las diferenciaciones y sobre las particularidades de las poéticas posibles en América Latina", añadió el escritor argentino.

Piglia consideró positivas las transformaciones propiciadas por el desarrollo tecnológico en favor de un mayor acceso a la cultura -"las tradiciones culturales son ahora accesibles de una manera imposible de imaginar en otras épocas"- pero subrayó que el proceso de relación con la literatura es el mismo que hace 400 años.

"Yo insisto en que la lectura no se puede acelerar. Se puede acelerar la disponibilidad de los textos, pero leemos a una velocidad que es la misma a la que se leía en la época de Cervantes. Hay un tiempo que es el tiempo del cuerpo (...) y en esa manera de leer la literatura encuentra su espacio", afirmó.

Tras su paso por Madrid, Piglia regresará a Buenos Aires para inaugurar el día 24 la 34ª Feria del Libro, donde hablará "del espacio del lector" y de las distintas maneras de entenderlo.

"Los medios de masas tienden a plantear ese lugar ideal como una isla desierta, como el único momento en el que se leería al no haber otra cosa que hacer y, cuando me preguntan qué libro me llevaría, yo siempre digo en broma que un manual para hacer botes", explicó.

Frente a ese modelo del "lector aislado", que considera una imagen de otro tiempo, Piglia cree que "estamos más ante la idea del lector salteado, del lector con la percepción distraída, del que lee con la televisión prendida y el teléfono cerca".