Público
Público

Los pilotos de F1 pagarán menos por la licencia a partir de 2010

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los pilotos de Fórmula Uno pagarán menos dinero por obtener sus licencias el año próximo, tras una reunión de la entidad que regula el automovilismo para resolver las quejas sobre el asunto antes de la primera carrera de la temporada.

La Federación Internacional del Automóvil dijo el lunes, a cuatro días de los primeros entenamientos previos al Gran Premio de Australia, que los representantes de la Asociación de Pilotos de Grandes Premios (GPDA, por sus siglas en inglés) mantuvieron un encuentro "muy positivo" con el presidente de la FIA, Max Mosley.

El organismo indicó que una propuesta ahora sería puesta a disposición del Consejo de Automovilismo Mundial de la FIA, a fin de revisar las sumas que los pilotos deberán pagar para obtener las licencias que les permitirán competir en el campeonato 2010 de la F1.

"Una cifra menor refleja el gran esfuerzo por reducir costes que se aplicará en el deporte la próxima temporada", señaló un comunicado de la FIA. No se dieron detalles financieros sobre el tema.

Parte de esos recortes es el tope presupuestario opcional de 30 millones de libras esterlinas (31,96 millones de euros) que los equipos podrán adoptar a cambio de mayor libertad técnica.

La GPDA acusó a la FIA a comienzos de este año de utilizar a los corredores como un generador de beneficios para rellenar agujeros en su presupuesto al pedir cientos de miles de dólares a cambio de las super licencias obligatorias.

El actual campeón de la F1, Lewis de McLaren, no es miembro de la GPDA pero tendrá que pagar 270.000 dólares por su licencia este año, según el sistema de puntos que se aplica para calcular su coste. Se estima que las ganancias del inglés alcanzan las decenas de millones.

La disputa por este tema comenzó el año pasado cuando la FIA incrementó el coste de la licencia básica de 1.690 euros (2.306 dólares) a 10.000, y los pilotos debían pagar 2.000 -y no 447 como en el 2007- más por cada punto conseguido en la campaña anterior.

Se espera que el coste suba este año por la inflación.

Mosley dejó en claro que entiende que los corredores más ricos no deberían quejarse en un momento en el que el mundo está sufriendo su peor crisis económica en más de medio siglo.

La FIA dijo que también se discutieron otros asuntos en la reunión con la GPDA, y que acordó reunirse con los representantes de esa entidad regularmente "para mantener lo que promete ser un diálogo reconstructivo".