Público
Público

El pintor formalista José María González Cuasante gana el Premio de las Artes 2007

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El pintor burgalés José María González Cuasante, de 63 años y estética formalista, ha sido galardonado hoy con el Premio Castilla y León de las Artes 2007, dotado con 18.500, convocado por el Gobierno de esa comunidad autónoma y fallado este mediodía en la ciudad de Valladolid.

La coherente y personal trayectoria del artista distinguido, encuadrada en el nuevo realismo surgido en España a partir de los años setenta del pasado siglo, ha destacado en su fallo un jurado presidido el pintor José Sánchez-Carralero y del que también ha formado parte Rafael Doctor, director del Museo de Arte Contemporáneo de Castilla y León (MUSAC).

En su unánime decisión, el jurado también ha valorado la "destacada y dilatada actividad docente e investigadora" que en el campo del color ha protagonizado González Cuasante, nacido hace 63 años en Fresno de la Losa (Burgos) y que en la actualidad es catedrático de Pintura en la Universidad Complutense de Madrid.

"Me considero un pintor formalista porque me interesan más las formas que los temas. Me atrae mucho más el color y la luz, la fuerte e intensa impresión cromática, mientras que la temática la dejo en un plano secundario aunque sin llegar al abstracto, que algunas veces lo he tocado", ha explicado el artista a la Efe.

Su obra, añade el acta que también ha firmado el pintor José María Mezquita -galardonado en la edición anterior-, "está imbricada desde la fotografía, pudiendo denominarla como fotorrealismo, no exenta de connotaciones próximas al movimiento del realismo Pop más americano que europeo".

De acuerdo con esa definición, González Cuasante ha precisado no obstante que en sus cuadros de exteriores utiliza una técnica "más fotorrealista", mientras que para los interiores suele reservar una aplicación "no tan fría, sino más jugosa en la pasta y en textura".

La vida contemporánea, la cotidianeidad son los argumentos sobre los que sostiene una visión figurativa de la misma que plasma en sus obras "muchas veces vinculada al ocio", en el caso de los exteriores, con carteles u otros iconos más próximos a la publicidad que a la información.

Enlaza así dentro de esa visión con artistas como Wesselman, Hamilton, Warhol o Linchestein, y de ellos ha dado cuenta en la mayor parte de las 63 exposiciones individuales y más de 120 colectivas de que consta su trayectoria, con obra propia catalogada en veinticinco museos y grandes colecciones desde el IVAM en Valencia (España), hasta el Chase Manhattan Bank de Nueva York o el Museo de Arte Reina Sofía.

Casi cuatro décadas dedicadas a la docencia acumula hasta la fecha González Cuasante, desde 1973 como profesor de la entonces Escuela Superior de Bellas Artes y a partir de 1979 en la nueva Facultad de la Universidad Complutense de Madrid, donde aún imparte sus conocimientos.

"No quiero decir que cualquier tiempo pasado fue mejor, pero antes había menos alumnos y más disciplina y trabajo, aunque bastante rutina en la estrategia", ha explicado el artista ahora acerca de su faceta docente que también ha materializado en la edición, hace dos años, del libro "Introducción al color" y próximamente en "El color de la pintura", a punto de salir.

Compositores e intérpretes y artistas plásticos engrosan mayoritariamente la amplia nómina de galardonados con el Premio Castilla y León de las Artes desde que en 1984, año en que fue instituido, abrió esa selecta relación el pintor Juan Manuel Díaz Caneja, a quien han seguido músicos como Antonio Baciero (1985), Cristóbal Halffter (1986), los monjes benedictinos de Santo Domingo de Silos (1993) y Amancio Prada (2005).