Público
Público

El plan oculto de Cheney tenía como objetivo matar a terroristas

Un día después de conocerse que el ex vicepresidente de Estados Unidos ocultó al Congreso un programa antiterrorista creado después del 11-S.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La CIA contaba con un programa secreto ocultado al Congreso por orden de Dick Cheney, cuyo objetivo era capturar o matar a miembros de la red terrorista Al Qaeda, que fue interrumpido al llegar el actual director de la Agencia Central de Inteligencia de EEUU, Leon Panetta, informa hoy The Wall Street Journal.

Esta revelación se produce sólo horas después de que la presidenta del Comité de Inteligencia del Senado confirmase que el ex vicepresidente de EEUU Dick Cheney prohibió a la CIA informar de un programa antiterrorista creado tras los atentados del 11 de septiembre.

The Wall Street Journal, que cita como fuentes a varios ex miembros de los servicios de inteligencia, asegura que la naturaleza concreta del programa, que era altamente confidencial, no está clara y que la CIA no ha querido comentar el asunto.

Sí precisa que el programa, que no había llegado a estar completamente operativo cuando llegó Panetta, había contado con fondos para la planificación y probablemente para el entrenamiento de agentes para la misión, según responsables de los gobiernos actual y anterior de EEUU.

El periódico precisa que en 2001 la CIA también examinó la posibilidad de llevar a cabo asesinatos selectivos de líderes de Al Qaeda, una posibilidad que se descartó seis meses después.

La presidenta del Comité de Inteligencia del Senado, la demócrata Dianne Feinstein, confirmó el domingo que Cheney prohibió a la CIA informar del programa, que fue creado tras los atentados del 11 de septiembre de 2001, como había revelado un día antes el diario The New York Times.

Feinstein dijo que la decisión de ocultarlo 'es un gran problema' porque 'se apartó de la ley'.

La Ley de Seguridad Nacional de 1947 obliga al Gobierno de Estados Unidos a mantener 'totalmente informados' a los comités de inteligencia del Congreso sobre actividades 'de inteligencia'.

No obstante, la disposición es algo ambigua al señalar también que esas sesiones informativas deben ser llevadas a cabo 'en la medida en que tienen en cuenta la prevención de la divulgación no autorizada de información clasificada'.

Feinstein y otro pequeño grupo de legisladores se enteraron de la existencia del programa el 24 de junio, en una reunión con Panetta, quien aparentemente supo que existía un día antes, y de inmediato suspendió sus actividades.

El presidente de EEUU, Barack Obama, ha ordenado investigar los supuestos intentos de la anterior Administración norteamericana de ocultar el asesinato, en 2001, de cientos de prisioneros talibanes por un señor de la guerra afgano. 'He pedido a mi equipo de seguridad nacional que recopile todos los hechos', dijo Obama en una entrevista a la cadena de televisión estadounidense CNN, que divulga este lunes extractos de la misma en su página web.

Para Obama, 'hay responsabilidades que todas las naciones tienen, incluso en tiempos de guerra'. 'Si se demuestra que nuestra conducta ha apoyado de alguna manera una violación de las leyes de guerra, entonces creo que, ya sabe, tenemos que saberlo', añadió el presidente en la entrevista.

Según fuentes gubernamentales y de organizaciones de derechos humanos citadas por ese periódico, las investigaciones sobre la muerte de más de 2.000 prisioneros de una cárcel de Kunduz, quienes pudieron ser ejecutados y sepultados en fosas comunes, por las fuerzas del general Abdul Rashid Dostum, se paralizaron porque éste trabajaba con la CIA.