Público
Público

El PNV ha apoyado todos los presupuestos de Zapatero, menos el primero

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El PNV ha apoyado todos los presupuestos generales presentados por los gobiernos presididos por José Luis Rodríguez Zapatero, excepto el primero, el de 2005, que salió adelante con el apoyo de los grupos de izquierda como ERC e IU.

En la tramitación de los primeros presupuestos de Zapatero el PNV provocó, al votar junto al PP, que por primera vez en la democracia el Senado rechazara las cuentas y las devolviera al Congreso sin los cambios introducidos en el debate en la Cámara baja.

En los siguientes años, los nacionalistas vascos apoyaron las cuentas del Gobierno socialista a cambio de mayores inversiones en Euskadi y, aunque formalmente no se recogía en los acuerdos, del respaldo del PSE-EE a los presupuestos del Gobierno Vasco presidido por Ibarretxe, que estaba en minoría.

Así, en la negociación de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2006, el PNV consiguió que el Estado aceptara descontar del Cupo el coste de la construcción del ramal guipuzcoano de la "Y" vasca de alta velocidad, que ejecuta el Gobierno Vasco y paga el central.

Este acuerdo supuso introducir una nueva vía para la financiación de competencias no asumidas por el Ejecutivo vasco. También se recogió el apoyo del Gobierno a la fuente de espalación de neutrones de Bilbao, que finalmente se hará en Suecia, y a la regeneración de la bahía de Pasaia (Guipúzcoa).

En las cuentas de 2007 y de 2008 el acuerdo se centró en mayores inversiones del Estado en Euskadi en investigación y desarrollo, con la contrapartida del apoyo del PSE-EE a las cuentas de Ibarretxe.

Los PGE de 2009 fueron respaldados por el PNV tras pactar con el Gobierno el traspaso a Euskadi de las competencias en I+D+i, lo que supuso una desautorización a la ministra de Ciencia, la guipuzcoana Cristina Garmendia, quien públicamente se había declarado contraria a esa transferencia.

Tras ese año, el escenario político cambió en Euskadi con la llegada a Ajuria Enea de Patxi López, con el respaldo del PP, después de que el PNV fuera la fuerza más votada en las elecciones autonómicas.

Pese a encontrarse en la oposición en Euskadi por un acuerdo PSE-PP respaldado por Zapatero, el PNV apoyó los presupuestos del pasado año y posiblemente lo hará también con los de 2011, utilizando esos pactos para desgastar la posición de López y del PSE-EE.

El pasado año, PNV y PSOE pactaron el "blindaje" de las normas fiscales forales, la devolución de 450 millones a Álava por el IVA de los vehículos importados por la marca Rover y la obligación del Gobierno central de informar al PNV sobre el contenido de la transferencia de las políticas activas de empleo, para el que ya había hacía meses un acuerdo "básico" entre los ejecutivos vascos y central.

Ese último punto se interpretó por el PSE-EE y el Gobierno vasco como la cesión de una capacidad de "veto" del PNV a una transferencia que esperaba conseguir para enero de 2009.

Precisamente el trato cerrado ayer para ese traspaso, incluyendo las bonificaciones de la Seguridad Social a determinados tipos de contratos, como demandaban los nacionalistas y que no se incluía en el acuerdo básico entre los Ejecutivos socialistas de Madrid y Vitoria, desbroza el camino para que el PNV negocie y apoye las cuentas de 2011.