Público
Público

El PNV exige transferencias para apoyar los Presupuestos

El PP achaca a la «debilidad» del Gobierno la necesidad de «cambiar cromos» con los nacionalistas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

“El Grupo Vasco hace uso de la responsabilidad política, dejando de lado el desencuentro político con el Gobierno en pro del interés de los ciudadanos”. A un día de la reunión sobre Presupuestos con Pedro Solbes, el comunicado de ayer del PNV entraña toda una declaración de intenciones. El rechazo socialista a la consulta de Ibarretxe no será un escollo en la negociación.

Con un PSOE a la búsqueda de aliados y CiU enrocada en cuanto a la financiación autonómica, el PNV puede aprovechar para pescar en río revuelto. Ayer, en ese mismo comunicado, aseguraba que su apoyo no será “ni incondicional ni gratuito”.

Concretamente, la negociación se centrará en dos de las competencias pendientes de transferencia al País Vasco: Políticas Activas de Empleo e Investigación y Desarrollo. Para el PNV, ambos aspectos son “clave” en una eventual recuperación económica y deben formar parte de cualquier acuerdo al respecto. Fuentes del Gobierno, en cambio, esperan que la negociación suavice la postura nacionalista y baste con acelerar uno de los traspasos, a ser posible Innovación y Desarrollo.

Pero el apoyo del PNV no basta. Para que prospere, el PSOE deberá conseguir el respaldo de al menos un grupo más. El número dos del PSOE, José Blanco, confirmaba ayer que “PNV, BNG, Coalición Canaria y algún otro grupo” han trasladado ya a los socialistas su “disposición” a negociar.
El primer contacto de Solbes con CC no fue demasiado fructífero. La portavoz canaria, Ana Oramas, aseguró que no estaba más cerca que antes del acuerdo. Sus principales reinvindicaciones son la continuación del Plan de Empleo y la renovación de las infraestructuras educativas, ambas para luchar contra el paro. Hoy, el Gobierno se reunirá con IU-ICV, PNV y CiU.

“Presupuestos más cicateros”

Además, Blanco acentuó la presión sobre CiU, con el argumento de que en otras ocasiones “han apoyado Presupuestos más cicateros para su territorio”. Aseguró que los de 2009 contendrán “una de las inversiones más altas de la historia” y no se entendería que negaran su apoyo.
Sin embargo, los partidos catalanes acuden a la cita con Solbes sin ningún ánimo de comprometer su voto. Tanto CiU como ERC e ICV vinculan las cuentas de 2009 a la financiación, una negociación en la que Solbes reconoció que se “ha vuelto a la casilla cero”.

Desde Unió, daban ayer por descontado el apoyo del PNV a las cuentas y se centran en presentar una posición unitaria de todos los partidos catalanes antes del 30. Ese día, Montilla quiere presentar un acuerdo entre su Govern y CiU que fije los puntos prioritarios, sobre todo en lo que a la limitación de la solidaridad se refiere.

Por su parte, Mariano Rajoy aprovechó para arremeter contra las negociaciones del Gobierno con el PNV. En opinión del líder de la oposición, los Presupuestos no están “para cambiar cromos”: apoyos parlamentarios “a cambio de transferencias”. Rajoy achacó la situación a la “situación de debilidad” que el Gobierno arrastra por la falta
de socios estables.