Público
Público

La poetisa uruguaya Ida Vitale cree que la literatura sobrevivirá aún sin libros

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La poetisa uruguaya Ida Vitale, una de las principales representantes de la generación del 45, ha señalado hoy que la literatura persistirá aún en el caso de que los libros desaparezcan, ya que este arte es la "expresión más elemental del hombre".

"La literatura de alguna manera se va a mantener siempre, porque, al igual que la música, está en la raíz de la cultura y brinda al hombre la necesaria posibilidad de reencontrarse consigo mismo", ha dicho en una entrevista con EFE la escritora de 84 años, que ha acudido a Valladolid para participar en unas jornadas de literatura.

La autora de "Palabra dada" (1953) o "El Abc de Byobu" (2005) ha destacado además que, aunque nunca sintió que la literatura fuese algo demasiado estimado o requerido, empezó a escribir porque la poesía es "un estado natural".

Así, y llevada por la admiración hacia escritores como Edgar Allan Poe, Gustavo Adolfo Bécquer o León Tolstói -cuyo libro "Guerra y paz" leyó con doce años-, Vitale empezó una trayectoria en la que, según ha reconocido, siempre ha tratado de ser sintética y clara, pero sin perder un punto de dificultad, ya que cree que lo que acaba por persistir es aquello que al principio cuesta captar.

"Tanto el lector como el escritor tiene que encontrar una pequeña dificultad en lo que lee o escribe, porque lo que se entiende muy rápido pierde su encanto", ha sostenido Vitale, que desde el pasado mes de octubre se encuentra en España como poeta invitada del programa "Poeta en Residencia" de la madrileña Residencia de Estudiantes.

Desde este programa, que invita cada año desde 1996 a un poeta iberoamericano para favorecer su creación y difundir su obra, Vitale ha repasado lecturas de Selma Lagerlöf, Charles Dickens o León Tolstói, ha participado en un diálogo con el poeta Luis Muñoz y ha impartido un taller de poesía.

Sobre el actual panorama literario de Iberoamérica, la poetisa ha confesado no siempre estar al día de lo que se publica, aunque ha defendido que la literatura latinoamericana debe buscar el equilibrio entre la innovación y la tradición de sus grandes figuras.

Vitale se ha referido entre esos grandes escritores al nicaragüense Rubén Darío, el argentino Jorge Luis Borges o el peruano César Vallejo, de quien ha dicho que fue tan único y original que constituyó por sí sólo una vanguardia.

La escritora, nombre ya insoslayable del panorama poético iberoamericano, ha señalado que los escritores latinoamericanos actuales se han independizado de alguna manera de estas grandes figuras, aunque también ha reconocido que es natural que persistan como modelos.

"Es normal que quien empieza a escribir lo haga llevado por la admiración a los grandes, pero creo que entre los gustos de un escritor deben figurar cosas contradictorias, porque sólo de un cóctel de gustos dispares puede salir una voz propia", ha dicho.

Nacida en 1924 en Montevideo, Vitale fue profesora de literatura hasta 1973 y tras el golpe militar de ese año se exilió a México y en 1989 a Texas (Estados Unidos), donde reside actualmente.

La escritora cuenta con libros de poemas como "La luz de esta memoria" (1949), "Procura de lo imposible" (1998) o "Reducción del infinito" (2002), y obras en prosa como "Un invierno equivocado" (1999) o "Donde vuela el camaleón" (2000).