Público
Público

La Policía busca al IRA Auténtico tras la muerte de dos soldados

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La policía de Irlanda del Norte buscaba el lunes a los hombres armados del Ejército Republicano Irlandés Auténtico (IRA Auténtico), después de que la banda reivindicara el asesinato de dos soldados británicos en el peor ataque producido en la provincia en más de una década.

Los hombres armados dispararon a los soldados el sábado por la noche cuando recibían unas pizzas en las puertas de una base militar cerca de Antrim. Cuatro personas, incluyendo a dos repartidores de pizza, resultaron heridas.

Un hombre que llamó al periódico Sunday Tribune reclamó la responsabilidad del tiroteo en nombre de la brigada de South Antrim del IRA Auténtico.

"Dijo que él, y el IRA Auténtico, no de disculpaban por atacar a soldados británicos mientras siguieran, como él dijo, ocupando el norte de Irlanda", dijo Suzanne Breen, periodista del periódico Sunday Tribune, a Sky News.

Las víctimas estaban recibiendo unas pizzas en la base Massereene, cerca de la ciudad de Antrim, 25 kilómetros al noroeste de Belfast, cuando los hombres armados irrumpieron en un vehículo y abrieron fuego.

Uno de los atacantes volvió sobre sus pasos y disparó a las víctimas que estaban en el suelo, según la cadena pública irlandesa RTE. Los dos soldados que murieron tenían unos 20 años y pronto viajarían a Afganistán.

La policía indicó que uno de los repartidores, un ciudadano polaco, se encontraba en estado crítico.

El IRA Auténtico, una escisión del Ejército Republicano Irlandés (IRA, en sus siglas en inglés), cometió en agosto de 1998 el atentado con bomba más mortífero del conflicto de Irlanda del Norte en el pueblo de Omagh. Veintinueve personas murieron.

Los que una vez se opusieron al estado de Irlanda del Norte han prometido que las muertes en Antrim no sumergirán a la provincia en un nuevo ciclo de violencia, tras la prosperidad y la paz relativa iniciadas con el acuerdo de paz de 1998, llamado Acuerdo del Viernes Santo.

"Aquellos que estén involucrados en ese tipo de acciones necesitan detenerse y reconocer que la voluntad popular del pueblo de Irlanda es el cambio pacífico y democrático", dijo a Reuters el viceprimer ministro de Irlanda del Norte, Martin McGuinness.

"Está bastante claro que los esfuerzos de esas personas tratan de destruir el proceso de paz. Ellos no tendrán éxito. Sus esfuerzos son total y absolutamente inútiles", agregó McGuinness, un ex comandante del IRA que se convirtió en negociador de paz.

El Acuerdo del Viernes Santo terminó con 30 años de conflicto político en Irlanda del Norte, durante los que murieron más de 3.000 personas.

En ese acuerdo de paz, tanto el IRA, que reclamaba una Irlanda unida y recibió apoyo de la minoritaria comunidad católica, como los grupos guerrilleros protestantes partidarios de Reino Unido, acordaron el alto el fuego.