Público
Público

"Un policía entró y nos dijo que saliéramos corriendo"

Familiares y alumnos de la escuela Sandy Hook califican de "horrenda" la escena. Obama ha enviado sus condolencias

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'Fue horrendo'. Así describe lo que encontró al llegar a la escuela primaria Sandy Hook en Newton (Connecticut), en el noreste de EEUU, Brenda Lebinski la madre de una alumna.  Un tiroteo en el centro escolar ha dejado un número todavía por confirmar de muertos. El último balance de la cadena CBS habla de hasta 27 fallecidos, entre ellos 18 niños. De confirmarse la cifra, sería la segunda mayor matanza de la historia en EEUU y la peor en una escuela infantil.

'Todo el mundo estaba histérico, padres y estudiantes. Había chicos saliendo de la escuela ensangrentados. No sé si habían recibido disparos, pero estaban ensagrentados', agregó. Las imágenes de televisión mostraban a la policía y a ambulancias en el lugar, y a padres corriendo hacia la escuela.

Sandy Hook alberga a niños desde jardín de infancia hasta cuarto grado, de entre aproximadamente 5 a 10 años. Es una de las cuatro escuelas elementales en el distrito. El pueblo también tiene una escuela de quinto y sexto grado, una escuela media y otra secundaria.

Lebinski dijo que una familiar de uno de los estudiantes que estaba en la escuela durante el tiroteo le dijo que un 'hombre enmascarado' entró en la oficina del director y que pudo haberle disparado. La profesora de la hija de Lebinski 'de inmediato puso cerrojo a la puerta de la sala de clases y puso a todos los niños en una esquina de la habitación'.

Una joven entrevistada por NBC Connecticut dijo que escuchó siete explosiones ruidosas cuando estaba en su clase de gimnasia. Los niños empezaron a llorar y los profesores sacaron a los estudiantes a oficinas cercanas, aseguró.

'La policía nos dijo que nos abrazaramos los unos a los otros y que cerráramos los ojos'

'Un oficial de policía entró y nos dijo que saliéramos corriendo y así lo hicimos', dijo una niña no identificada ante la cámara.

'La policía nos dijo que nos abrazaramos los unos a los otros y que cerráramos los ojos. Sólo los abrimos cuando estábamos fuera', relató otra niña de nueve años al diario Hartford Courant. Al conocer que se había producido un tiroteo en la escuela, muchos padres llegaron a toda prisa llorando y con gestos de terror, para encontrarse con el edificio rodeado por policías buscando a posibles más pistoleros. 'Oímos muchos golpes y gritos', explicó una niña poco antes de que sus padres se la llevaran a casa. 'Un maestro me agarró y me metió en su clase', relató de forma confusa otro pequeño, quien explicó que se oían muchos golpes.

Una maestra, Kaitlin Roig, explicó entre lágrimas a la cadena ABC que se encerró en su clase y bloqueó la puerta con estanterías, tras lo cual pidió a los niños que se quedaran totalmente callados. La masacre ha caído como un mazazo en esta pequeña ciudad de 28.000 habitantes, tranquila, bonita y pacífica y rodeada de bosques de la región de Nueva Inglaterra.

El presidente Barack Obama fue informado de la tragedia y está recibiendo partes actualizados del desarrollo del evento, dijo el portavoz de la Casa Blanca Jay Carney. 'Todavía estamos esperando más información sobre el incidente', sostuvo, y dijo que se trataba de una 'tragedia'.

El presidente de EEUU, Barack Obama, telefoneó al gobernador de Connecticut, Dan Malloy, para enviar sus condolencias a las familias de las víctimas del tiroteo ocurrido hoy en una escuela de Newtown, donde han fallecido 27 personas, entre ellas 18 niños, según fuentes policiales citadas por los medios.

Obama habló también con el director de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI), Robert Mueller, según informó el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, en una rueda de prensa.

El presidente fue informado a media mañana del tiroteo en la escuela Sandy Hook de la ciudad de Newtown, ubicada a unos cien kilómetros de Nueva York, y está recibiendo actualizaciones constantes sobre la situación.