Publicado: 25.03.2014 16:20 |Actualizado: 25.03.2014 16:20

La Policía interviene durante la primera jornada de huelga estudiantil

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La huelga estudiantil de 72 horas convocada por el colectivo Toma la Facultad ha comenzado este martes en la Universidad Autónoma de Madrid (UAM), en el campus de Cantoblanco; y en el de Somosaguas de la Universidad Complutense con quema de contenedores y barricadas en lo accesos.

La Policía Nacional han intervenido en las inmediaciones de la UAM y Somosaguas y ha retirado las barricadas colocadas por un grupo de entre 80 y cien estudiantes que trataba de impedir la entrada a la aulas, aunque según ha informado la Jefatura Superior de Policía, no ha habido incidentes ni detenciones.

La intervención policial de la UAM se ha producido pasadas las 8 horas después de que el personal llamara a los agentes, que han actuado en dos accesos del centro donde se han montado barricadas y se ha quemado mobiliario, aunque en ningún momento se ha entrado en el campus de Cantoblanco, resaltan. No obstante, un subgrupo de agentes permanece en los dos accesos a efectos de prevención y reacción por si volvieran a producirse incidentes.

En Somosaguas, a petición del vicerrector de la UCM por las mismas causas, la Policía ha hecho lo mismo que el Cantoblanco.

Este martes, las Asambleas de Estudiantes integradas en el colectivo Toma la Facultad han convocado diversos actos de protesta y jornadas de huelga en contra los "recortes" y "subida de tasas" en la educación superior. Las universidades están llamadas a los paros hoy martes y los próximos días 26 y 27 de marzo, pero algunos campus, como el de Cantoblanco, han convocado un día más de huelga "en defensa de la educación pública" y "contra el desmantelamiento progresivo de la Universidad", la subida de tasas y la "reducción del presupuesto". También está prevista una manifestación conjunta que irá desde Atocha al Ministerio de Educación el día 27 a las 17:30 bajo el lema "Unidas contra el tasazo. Las becas son un derecho. La precariedad, un delito".