Público
Público

La policía lanza gases lacrimógenos en protestas en Irán

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La policía lanzó gases lacrimógenos el lunes para dispersar a los seguidores del líder reformista iraní Mirhosein Musavi, que se congregaron para expresar sus condolencias por la muerte de su sobrino en un mitin contra el Gobierno, informó una página web opositora.

El Consejo Supremo de Seguridad Nacional de Irán dijo que ocho personas murieron el domingo en las protestas contra el Gobierno que surgieron en todo el país durante la fiesta religiosa del Ashura. El Ministerio de Sanidad informó de que más de 60 personas resultaron heridas en Teherán.

Las muertes y la escalada de la confrontación sugieren una nueva y volátil fase en la cual las fuerzas de seguridad leales al líder supremo, el ayatolá Ali Jamenei, intentan aplastar al movimiento reformista.

"Estos son los choques más duros que hemos visto desde junio", dijo un diplomático occidental en Teherán, en referencia a las manifestaciones desatadas tras las disputadas elecciones presidenciales. El rencor por las muertes podría provocar nuevas protestas y una severa reacción estatal, agregó.

Entre los muertos del domingo estaba el sobrino de Musavi. La televisión estatal dijo que atacantes desconocidos mataron a Ali Habibi Musavi Jamene.

Un aliado del líder opositor describió su muerte como un martirio.

"Un grupo de seguidores de Musavi se han reunido frente al hospital de Ebn-e Sina donde está el cuerpo de su sobrino (...) La policía lanzó gases lacrimógenos para dispersarlos", informó el sitio web Noruz.

Un sitio moderado señaló el lunes que el cadáver del sobrino de Musavi había desaparecido del hospital.

"No podemos hacer el funeral hasta que se encuentre el cuerpo de mi hermano", dijo otro sobrino de Musavi, de acuerdo a Parlemannews.

CRECE LA VIOLENCIA

La violencia emergió en todo Irán. La página opositora Jaras dijo que tres asesores de Musavi fueron detenidos el lunes, un día después de que cinco personas murieran en Teherán.

Anteriormente, el sitio informó del arresto de cuatro políticos reformistas.

Páginas de internet opositoras dijeron que los disturbios del domingo dejaron un saldo de ocho muertos en la capital y otras ciudades, donde decenas de miles de personas salieron a las calles. La policía niega la acusación.

Las informaciones no pudieron ser confirmados de forma independiente porque los medios extranjeros tienen prohibido cubrir las protestas.

Un grupo de clérigos de línea dura en la ciudad sagrada de Qom condenaron la "sedición de alborotadores" durante el ritual religioso musulmán chií del Ashura, dijo la agencia de noticias oficial IRNA.

"La asociación de teólogos de Qom (...) pide a las autoridades que identifiquen a los responsables de los eventos de ayer y tomen las medidas adecuadas para encontrarlos y castigarlos de acuerdo a los patrones legales y religiosos", dijo en un comunicado.