Público
Público

El policía local que liberó a la menor es detenido a raíz de una denuncia de la Guardia Civil

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El policía local que liberó a la menor de 14 años, obligada durante tres meses a prostituirse en Arroyo de San Serván (Badajoz), fue detenido el día de Nochebuena, y, posteriormente, puesto en libertad sin cargos, a raíz de una denuncia interpuesta por la Guardia Civil por un supuesto delito de "infidelidad en custodia de documentos".

Así lo explica su esposa, Antonia Ugalde Cordero, en una carta que ha enviado al presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara, y que también ha colgado en el blog "Pasión por la dialéctica", del representante de la formación política Convergencia por Extremadura Javier Caso, tras expresar éste toda su solidaridad con el agente detenido, Pedro Torrado Villa.

Ugalde expresa que "compañía" fue lo que tuvieron ayer, día de Navidad, en su casa, "pero no para celebrar, sino para llorar de impotencia", tras la detención de su marido, aunque especifica que recibieron "numerosas llamadas de apoyo que nos aliviaron la pena".

La mujer del agente reconoce que dio a conocer la detención de su esposo a un medio de comunicación porque "quería que se supiera" y porque "no tenemos nada que ocultar".

Antonia Ugalde explica que el origen de la detención viene a raíz de una denuncia interpuesta por la Guardia Civil y aclara que "nunca y en ningún momento" su marido ha revelado información que esté bajo secreto de sumario.

A su juicio, Pedro Torrado "se ha limitado a efectuar las declaraciones que tienen grabadas los medios, que le han estado acosando durante varios días, nada más" y "no se responsabiliza de lo publicado en prensa".

Ugalde muestra su confianza plena en la Justicia, pero se pregunta "por qué quieren dañar la imagen de Pedro" y especifica que no quiere nombrar a nadie.

Tras asumir como su mujer la responsabilidad de estos comentarios, manifiesta a Vara que "ahora es cuando yo quiero ver dónde están todos sus amigos".

Tras la liberación de la niña por parte del policía local, la Guardia Civil procedió a la detención de doce personas, cinco de ellos rumanos por la retención ilícita de la menor, cuya desaparición había sido denunciada en Madrid semanas antes, y siete vecinos del municipio pacense, por mantener relaciones sexuales con ella a cambio de dinero, uno de los cuales se suicidó.