Público
Público

La Policía no pudo interrogar a Woods sobre su accidente

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los policías de Florida que acudieron el sábado a la residencia de Tiger Woods, en las afueras de Orlando, para interrogarle sobre su accidente de tráfico, fueron recibidos por el representante del golfista, quien les pidió que volvieran al día siguiente.

Dos vehículos de la patrulla de carreteras de Florida se desplazaron a la mansión de Woods, valorada en 2,4 millones de dólares, pero los policías emitieron posteriormente un comunicado informando de que la entrevista fue pospuesta para el domingo.

"La patrulla de carreteras de Florida ha recibido información de que Tiger Woods y su esposa no estaban disponibles para la entrevista (...) como se había previsto previamente", dijo Kim Montes, sargento de la policía de carreteras de la división de Orlando, en un comunicado.

"Este anuncio nos lo dio el representante (de Woods). A los agentes se les pidió que regresaran al día siguiente (domingo). La investigación aún está en curso", agregó.

Woods, de 33 años, chocó con una boca de riego y un árbol el viernes en torno a las 02:25, hora del Este de Estados Unidos (07:25 GMT), mientras intentaba sacar su Cadillac Escalade del camino de entrada de su casa, según informó la patrulla de carreteras del estado.

El deportista fue ingresado en un hospital cercano con heridas que inicialmente la policía describió como "graves", pero la oficina de representación del golfista indicó que el accidente fue menor y que Woods fue dado de alta en buenas condiciones tras recibir tratamiento.

"No dará a conocer más información hasta que haya finalizado la investigación del accidente", dijo Montes a Reuters.

Más de dos decenas de vehículos de medios de comunicación y nueve camiones de televisión acamparon frente a las vigiladas puertas de la exclusiva comunidad de Isleworth cuando entró la patrulla de carreteras.

El jefe de la policía de Windermere, Daniel Saylor, dijo el viernes a CNN que Woods estuvo sangrando por la boca "durante varios minutos" cuando los efectivos llegaron a su casa poco después del accidente.

"Estaba en el suelo, semi-inconsciente y tenía heridas en el labio superior e inferior", sostuvo Saylor, que agregó que la esposa del golfista, Elin Nordegren, usó un palo de golf para romper una ventanilla del vehículo para poder sacarlo.

Nordegren "explicó a los agentes que las puertas estaban cerradas y que no había podido entrar" al vehículo accidentado, por lo que utilizó "un palo de golf" para romper una ventanilla.

Woods era el único pasajero en el automóvil, dijo Saylor.

El incidente no estuvo relacionado con el consumo de alcohol, señalaron las autoridades de Florida.

"El accidente sigue bajo investigación y están pendientes los cargos", aseveraron.

BUEN ESTADO

La oficina de Woods informó sobre el estado del golfista y dio las gracias a todos los que se habían preocupado por su salud en un comunicado en su página web.

"Fue admitido, tratado y dado de alta hoy en buenas condiciones. Agradecemos a todos sus buenos deseos".

Woods es posiblemente el deportista más rico del mundo y la principal atracción del Circuito PGA, en su intento por batir el récord de victorias en un "major" del histórico Jack Nicklaus.

Además, es considerado por muchos como el mejor golfista de la historia e indudablemente el mayor estandarte de su generación, con un total de 71 títulos del circuito en una brillante carrera que incluye 14 "majors".

Después de un difícil 2008 marcado por la inactividad, Woods regresó en febrero de este año tras ocho meses sin jugar por una operación de rodilla.