Público
Público

Popular condiciona la recuperación en 2014 a "medidas contundentes"

El banco vuelve a los beneficios en el primer trimestre tras las pérdidas récord de 2012 como consecuencia de las elevadas provisiones que tuvo que realizar para sanear los activos tóxicos del ladrillo.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El consejero delegado del Banco Popular, Francisco Gómez, ha señalado que este año será el de 'transición' hacia un cambio de tendencia de la economía, que en 2014 se consolidará con una mayor recuperación, aunque lo ha condicionado a la implantación de 'medidas contundentes' tanto en España como en los países de la zona euro. No ha especificado en qué dirección deberían ir tales medidas contundentes. En la presentación de los resultados trimestrales de la entidad, el consejero delegado se ha mostrado confiado en la recuperación de la economía española en los próximos meses, un hecho que en su opinión, adelanta la evolución a la baja de la prima de riesgo, que, ha dicho, 'puede ser un indicador positivo de que la situación puede estar cambiando'.

El consejero delegado del Popular ha indicado que el sector financiero requiere de un 'último empuje' para concluir su reestructuración, al tiempo que ha señalado que es 'imprescindible' que las empresas y bancos españoles se financien a precios 'similares' a los de sus competidores europeos.

Banco Popular ha vuelto a los beneficios en el primer trimestre tras sufrir en 2012 una pérdida récord de 2.461 millones de euros como consecuencia de las elevadas provisiones que tuvo que realizar para sanear los activos tóxicos de su balance. El banco ha obtenido un beneficio atribuible de 104 millones de euros en los primeros tres meses del año, un 4% más sobre el mismo periodo del año anterior, y por encima de las previsiones de los analistas (88 millones de euros). El resultado se vio impulsado por las plusvalías extraordinarias, que alcanzaron 236 millones de euros, incluyendo 41 millones procedentes de recuperaciones de fallidos.

Son unos resultados con los que la entidad está 'satisfecha', según ha dicho Gómez, y ello si se tiene en cuenta el entorno macroeconómico 'complicado' que se ha vivido en este periodo, que también ha estado caracterizado por la volatilidad bursátil y los tipos de interés bajos.

El banco registró un descenso del margen de intereses del 14,5% hasta 592,6 millones de euros en un contexto de caída de los tipos de interés, mientras que el margen de explotación bajó un 24,8% a 405 millones de euros, en línea con las previsiones de los analistas. El grupo señaló de cara a los próximos meses que experimentará en sus márgenes la reducción del coste del pasivo minorista tras las recomendaciones del Banco de España a las entidades para frenar la guerra de depósitos. Las previsiones del grupo en el plan presentado en octubre pasado apuntan para este año un margen de intereses de 2.900 millones de euros y un beneficio de 500 millones de euros.

El banco, señalado en la auditoría a la banca española de Oliver Wyman como uno de los bancos necesitados de capital para limpiar su balance- tenía una tasa de morosidad de clientes del 9,94% al 31 de marzo frente al 8,98% de tres meses antes. 'Durante el trimestre, el sector de promoción y construcción ha sido el segmento que ha sufrido un mayor deterioro con un incremento de la tasa de morosidad trimestral en 4,04 puntos porcentuales', ha señalado el banco, añadiendo que este deterioro está cubierto por las provisiones regulatorias dotadas en 2012.

El año pasado Popular, uno de los bancos más expuestos al pinchazo de la burbuja inmobiliaria en España, realizó una ampliación de capital de 2.500 millones de euros y suspendió el pago de dividendos para evitar la inyección de dinero público en el marco del rescate europeo a la banca española. La intención del banco es retomar el pago de dividendos en el segundo semestre, aunque la decisión final se tomará tras la presentación de resultados del segundo trimestre.