Público
Público

El portero del Getafe, el argentino Ustari, cree que "Casillas gana partidos"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Óscar Alfredo Ustari (Buenos Aires, 1986), llegó al Getafe hace tres temporadas como una de las mayores promesas del fútbol argentino. En su primer año, el guardameta estuvo a la sombra del "Pato" Abbondanzieri. Después, una lesión en los Juegos Olímpicos de Pekín dejó sin fútbol a "Osky" casi siete meses.

Más maduro, centrado, pausado y con unas muchas ganas de regresar a la selección argentina, Ustari aseguró en una entrevista con la Agencia EFE que ha encontrado en Getafe la estabilidad deportiva que necesitaba. Titular indiscutible con Míchel, afronta con optimismo el duelo del sábado ante el Real Madrid en el estadio Santiago Bernabéu, donde se encontrará con Iker Casillas, un portero que "gana partidos".

Pregunta: Desde que llegó a Getafe parece que ha madurado bastante ¿Tal vez vino a España demasiado joven?

Respuesta: No, demasiado joven no, en el momento justo. Faltó un poco de suerte y entender de qué iba esto. Se retrasaron un poco las cosas.

P: ¿En qué ha cambiado Ustari desde que llegó a Getafe?

R: Me han dado la oportunidad de demostrar lo que puedo llegar a rendir. No ha cambiado nada. Simplemente trabajé de la misma forma. ¿Qué me tomo las cosas con más calma? Puede ser, pero siempre traté de hacerlo igual que siempre, pero ahora estoy teniendo suerte.

P: ¿Cuanto influyó la lesión de los Juegos Olímpicos? Con tanto tiempo lesionado, pensaría en muchas cosas...

R: Eso me hizo madurar muchísimo, no sólo en lo futbolístico. También fuera. Se me metía en la cabeza las razones por las qué me había lesionado si trabajaba como cualquiera. Una parada de tanto tiempo te hace reflexionar.

P: Hubo un momento que era la sombra del "Pato", constantemente le recordaban que era el jugador más caro de la historia del Getafe, luego se lesionó... ¿Se le pasó fugazmente por la cabeza dejar esto del fútbol?

R: No, También entendía que a veces algunas cosas se decían por no tener tacto. A mí no me molestan las críticas, pero a veces tienen que entender que detrás de un jugador de fútbol hay una familia y unas personas que sufren. Sé de qué va esto y sé que cuando me va bien, hablarán bien y cuando me vaya mal o no juegue, hablarán mal. Todo el tiempo me estaban persiguiendo con eso del fichaje más caro o que si era la sombra del "Pato" en el Getafe y en la selección... Para mí siempre fueron tonterías. No lo del fichaje más caro, porque siempre dije que quiero hacer algo para devolverle al presidente y a la institución la confianza que depositaron en mí desde el momento en que me compraron. Ahora, estoy jugando y se lo estoy tratando de agradecer de la mejor manera.

P: Ha hablado de la selección... ¿Cuanto la echa de menos?

R: (suspiro) Es inexplicable. Es algo que... vestir la camiseta de la selección es el orgullo máximo como jugador de fútbol y es lo que más anhelo. Como futbolista que soy, vestir esa camiseta es lo que más me gusta. Me debo a Getafe, pero todos los días trabajo para poder ser jugador de la selección.

P: ¿Maradona ha hablado con usted?

R: No. De momento, no. Pero hay que estar tranquilos, ya llegará. Si me toca que llegue pronto, sé que estoy bien, parando, me siento bien y me pueden salir las cosas como quiera.

P: ¿Es el Bernabéu el mejor escaparate para que Maradona eche un ojo a Ustari?

R: No estaría mal. Es un lindo escenario, pero si no es ahí será en otro momento... Esperemos que llegue ese momento de volver a ser llamado.

P: Maradona es una persona peculiar. Cuando escuchó sus declaraciones después del partido en Uruguay, ¿qué le parecieron?

R: Diego sabrá por qué dijo eso. Algún motivo habrá, no puedo opinar nada al respecto porque no estuve allí. Como argentino, se agradece que haya clasificado a la selección para el Mundial. Nada más. No puedo decir si está bien o mal lo que hizo. Quiso decir lo que dijo y creo que debe haber un motivo. Él y la gente que está con él sabe por qué lo hizo.

P: Dígale a Maradona las razones por las que debería convocarle.

R: No puedo. Diego me conoció entrenando en Beijing. Me vio mucho tiempo en las juveniles. Diego lo único que puede ver es lo que puedo llegar a hacer todos los domingos y yo trataré de demostrar que quiero estar. Es una decisión del técnico. Uno ni se pone ni se saca en una selección.

P: Volviendo al Real Madrid... Casillas puede ser uno de los mejores del mundo...

R: (interrumpe) Sí, tal cual.

P: Pero uno de sus defectos... ¿debería fijarse en los porteros argentinos para aprender de ellos a sacar con el pie?

R: Es una cualidad que tenemos y que no nos cuesta. Son pocas las ocasiones que tiene para meter un contragolpe con el pie, pero es un portero que gana partidos.

P: ¿En Argentina ustedes ensayan especialmente lo de sacar con el pie?

R: Eso seguro. Se practica. A veces es genético de cada una de las personas, y no cuesta. De pequeño te enseñan. Allí se juega mucho el pase de gol desde la portería. Por eso, uno ya lo tiene incorporado.

P: ¿Cómo vio lo de Alcorcón?

R: Sorprende. Pero el Madrid no deja de ser el Madrid. A veces, los equipos, cuando van al Bernabéu, el entorno o los nombres de los jugadores los superan. Si uno va convencido a lo que quiere, y a saber que en el campo son once contra once, se pueden hacer buenas cosas.

P: Si tuviera que dejar toda su fortuna en una casa de apuestas y decir un resultado para el sábado... ¿Cuál sería?

R: 1-2 para el Getafe.