Público
Público

Portugal acusa a Telefónica de venta falsa de acciones

La española niega mentir "a los periodistas y a los reguladores"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

'Telefónica no miente ni a los periodistas ni a los organismos reguladores'. Se acabó la diplomacia, también a nivel oficial. Fuentes de Telefónica tuvieron que salir ayer a rechazar, de esta forma tan tajante, las graves acusaciones que había ido dejando caer Portugal Telecom (PT) durante el día, demostrando, una vez más, la tensión que ha alcanzado la guerra por la firma brasileña de telefonía móvil Vivo, la mayor del país con 54 millones de clientes.

¿Cuál es el truco, según PT? Dentro de una semana, la junta de accionistas de la portuguesa vota si acepta la oferta de 6.500 millones que le ha hecho Telefónica por su parte en Vivo, donde están aliadas desde 2002. Ante la amenaza de que, pese a contar con un 10% de PT, a la española no le permitiesen votar en dicha junta (por existir un conflicto de intereses), Telefónica optó por vender la mayoría de sus acciones y quedarse con un 2% del capital.

Para PT, la venta no es tal, sino que se trata de un aparcamiento temporal de los títulos por parte de Telefónica para asegurarse el respaldo de su oferta por Vivo en la junta, donde las votaciones parecen estar muy igualadas. Por eso, el presidente de PT, Zeinal Bava, mandó ayer un mensaje al presidente de la junta para que 'si hay fuera de juego', no permita que voten esos títulos.

Horas después de la venta de títulos de PT por Telefónica, el banco UBS (asesor de la española en la operación de Vivo) y el fondo TPG-Axon Capital hacían público ante el regulador luso la adquisición de un 5,84% y un 2% de PT, respectivamente. La suspicacia estaba servida. Telefónica aseguró ayer que 'no sabemos quiénes son los compradores', explicando que la venta se ha hecho a través de operaciones OTC (over the counter, que son opacas) con intermediarios financieros que han vendido a su vez a terceros. UBS también desmintió que su compra haya sido a Telefónica.

Pese a ello, PT cree tener otro argumento para sustentar sus acusaciones. Telefónica ha contratado una serie de seguros para recuperar el valor en efectivo de las acciones vendidas de PT. No recibirá títulos pero sí el dinero para volver a comprarlos en el mercado. Para los portugueses, esta es la prueba definitiva de que se trata de una venta falsa.

Telefónica, por su parte, recuerda que no ha contratado 'derechos de recompra de acciones de PT', sino un seguro para evitar un fuerte quebranto financiero si la oferta de Vivo sale adelante. Dicha oferta incluye la venta a la portuguesa del 10% de su capital que estaba en manos de Telefónica. Pero como lo ha vendido, a la española podría salirle caro si PT se revaloriza tras la operación.