Público
Público

El PP cierra filas en torno a Rajoy

El líder conservador asegura que le encanta debatir sobre ideas, “sobre todo porque las tengo”

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Lo que ayer iba a ser una simple reunión del PP de Castilla y León se convirtió en un auténtico acontecimiento. Sobre todo para Mariano Rajoy que, por fin, se sintió arropado por su partido. Fue un cierre de filas absoluto.

El primero en mostrarle su respaldo fue Alfonso Fernández Mañueco, uno de los encargados de la ponencia de Estatutos, quien aseguró que el partido buscará 'mayor dinamismo y participación'. Después le llegó el turno de Pío García-Escudero: 'Se debate si estamos en la continuación de lo anterior o en el comienzo de algo. Es una discusión bizantina. Ni una cosa, ni otra o las dos a la vez'. En su opinión, lo que el PP necesita es 'inteligencia' y recordó que si habían 'aguantado el tirón' desde 2004 fue gracias a Rajoy. Dijo sentirse 'orgulloso' de su presidente y también de su secretario general 'sinónimo de lealtad, trabajo, abnegación y valentía política'. Para el portavoz en el Senado no se puede 'hacer tabla rasa de nada'.

El lenguaje de la calle

Después habló la portavoz en el Congreso. Soraya Sáenz de Santamaría pidió que el PP hable el discurso de la calle. También prometió 'una oposición firme y con alternativas'. Pero lo que más se esperaba eran las palabras de Acebes. El número dos hizo un gran alegato: 'Yo no sé si habrá una o más candidaturas pero sé cómo Rajoy ha dirigido el PP, sé que ha trabajado muy duro para mantener la cohesión y sé que ante las tentaciones y muchas provocaciones ha defendido los principios del PP'.
Los votos para Aguirre iban en descuento. Y más cuando tomó la palabra Juan Vicente Herrera, que dejó bien claro a quién prefería: 'Sabes que nos gusta mucho más la serenidad y la prudencia, que nos gusta más ser escuchados que ser oídos y que es mejor ser queridos a ser temidos. Para el presidente de Castilla y León es preciso 'que se tenga en cuenta que el debate en el PP no finaliza en Alcalá, sobre todo en el tramo que va desde Sol a Cibeles'.

Cuando llegó el momento de Rajoy, estaba todo dicho. Pero él también quería trasladar un mensaje: 'Yo animo a todo el mundo a debatir sobre ideas. A mí me encanta debatir sobre ideas, sobre todo porque las tengo. Además es lo que siempre hemos hecho en el PP'.

Rajoy hizo toda una demostración de fuerza: 'Yo soy el presidente del PP y de aquí a junio voy a actuar con seriedad, rigor y responsabilidad'. Un golpe para Aguirre: 'Yo cuento con todo el mundo, creo que hay sitio para todos'. Otro para Cascos: 'Quienes deciden son los militantes del PP. Ha sido así siempre. Yo me someto a su juicio'.

A los que han criticado sus nombramientos les recordó que a él le habían dado 'una oportunidad con 26 años' y volvió a proclamar su independencia ante los medios.

Su conclusión: 'Si me presento es porque creo que soy el mejor candidato'. Y su gallegada de la jornada: 'Si dicen no dicen pero parece que dicen'.