Público
Público

El PP fracasa en su intento de llevar a Enrique López al Constitucional

La Mesa del Senado rechaza por segunda vez al candidato por no tener 15 años de ejercicio // La Cámara Alta activa el proceso de renovación del tribunal

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

No habrá salvación posible para Enrique López, el ex portavoz del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) que el PP ha mantenido como su apuesta firme e irrenunciable para ocupar una de las cuatro vacantes del Tribunal Constitucional (TC). No, al menos, por ahora. Ayer martes, la Mesa del Senado rechazó por segunda vez su candidatura. Se eliminó así el último escollo para proseguir con el proceso de renovación del alto tribunal.

El PP, por tanto, tendrá que congelar su empeño de llevar al TC a un aspirante repudiado por el PSOE por su hostilidad declarada a las leyes sociales de la primera legislatura de José Luis Rodríguez Zapatero y al Estatut, ya sentenciado. Casi dos años después de que arrancara el proceso, la guerra se empezó a torcer de forma clara para el PP el 1 de junio, cuando la Mesa de la Cámara Alta decidió por mayoría excluir a López y a uno de los designados por el PSOE, Juan Carlos Campo Moreno –hoy secretario de Estado de Justicia–, por la misma razón: no cumplir los 15 años de 'ejercicio profesional o en activo', como obligan el artículo 158. 2 de la Constitución y el artículo 18 de la Ley Orgánica del TC. Los dos fueron vocales del Poder Judicial durante siete años (2001-2008), y ese tiempo, considerado de servicios especiales, 'no es asimilable en modo alguno a la situación de servicio activo', ya que el CGPJ ejerce una función meramente gubernativa, no jurisdiccional, tal y como han sancionado en varios informes los letrados del Senado.

Se prevé que la semana próxima se reúna la Comisión de Nombramientos

La Mesa de la Cámara reclamó entonces a los parlamentos regionales que habían postulado a Campo –Andalucía– y López –Madrid, Castilla y León, Extremadura, La Rioja y Cantabria– que nombrasen nuevos aspirantes. El PP se rebeló. Movilizó a las tres asambleas que controla con mayoría absoluta (la madrileña, la cántabra y la riojana) para que reiterasen su apuesta por el ex portavoz del CGPJ y, en paralelo, Pío García-Escudero, líder del Grupo Popular, presentó un recurso.

La Secretaría General del Senado, en un informe de 19 páginas hecho público hace una semana, desmontó la estrategia urdida por los conservadores. Ese texto sirvió ayer a la Mesa para 'desestimar íntegramente' la impugnación del PP y rechazar 'de forma definitiva' a López, relató el vicepresidente primero, Isidre Molas.

Los parlamentos del PP podrían recurrir en amparo al TC la decisión de la Cámara Alta

El órgano rector de la Cámara volvió a dividirse, como ocurrió el pasado 1 de junio. Cuatro miembros –los dos del PSOE (Javier Rojo y Carmen Alborch), el PSC (Molas) y CiU (Jordi Casas)– apoyaron descartar al ex portavoz del CGPJ. Los tres del PP (Juan José Lucas, Ramón Rabanera y Matías Conde) se opusieron. Fuentes de la dirección del Grupo Popular advirtieron que los parlamentos autonómicos que designaron a López podrían recurrir en amparo al Constitucional la decisión de la Mesa. 

La Mesa también aprobó, con la abstención de los conservadores, la nueva candidatura andaluza, la de Augusto Méndez de Lugo, el todavía presidente del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía.

¿Qué ocurre ahora? Hoy a las 9 se reunirá la Diputación Permanente –el órgano que sustituye al pleno en vacaciones parlamentarias– para que este mes pueda convocarse la Comisión de Nombramientos, que dirige el presidente del Senado, Javier Rojo. Se prevé que la próxima semana puedan desfilar por ella los 22 candidatos que cumplen todos los requisitos. Aún no hay fecha decidida, pero se evitará que coincida con el debate del estado de la nación, los días 14 y 15 de julio.

Los conservadores recuerdan que tienen 'la llave' de la renovación

Que se convoque la comisión no garantiza el éxito en la votación final en el pleno, pues se requiere una mayoría de tres quintos. Fuentes de la dirección del Grupo Popular recordaron ayer que ellos 'tienen la llave' de la renovación. Y hasta ahora, lamentaban, el PSOE no ha llamado para negociar. Como el PP sólo tiene un candidato de los 22 de su cuerda –Francisco José Hernando, ex presidente del Tribunal Supremo y del CGPJ–, la única salida que se vislumbra es que sean los propios grupos los que saquen en la Comisión de Nombramientos nuevos aspirantes. No podría ser López, ya que la Mesa debe validar primero a cualquier candidato, y no va a aceptar a uno que ya ha declarado no idóneo en dos ocasiones.

La cúpula del Grupo Socialista no disimulaba ayer su satisfacción. Desde hoy, indicaban, 'la negociación está en las alturas', en las direcciones de PSOE y PP y en el propio Ejecutivo central. Y si no hay pacto, llevarán al pleno cuatro nombres. La propuesta decaería, pero al menos 'quedará claro que es Mariano Rajoy quien no quiere renovar el TC', argumentan.

Los recursos // La Mesa tumbó ayer los recursos del Grupo Popular y de la Asamblea de Madrid y los escritos de los parlamentos de Castilla y León y La Rioja, que refrendaron a Enrique López como aspirante al Constitucional. Estos dos últimos textos fueron rechazados con idéntica argumentación: no es 'asimilable' el tiempo en el CGPJ al ejercicio profesional, de modo que no ha lugar 'la ratificación' de la candidatura.

Las razones // Frente a la impugnación del PP, la Mesa afirma que no ha habido 'interpretaciones políticas' y no se han lesionado 'derechos subjetivos' en el proceso. Se apoya en el informe de los letrados del pasado 29 de junio, que subraya que el tiempo en el CGPJ no computa como servicio activo.

No hay tiques // La Asamblea madrileña sustanció tres argumentos más: que López cumplía 'con cierta holgura' los requisitos, que la Mesa no arbitró un periodo de alegaciones y que se quebró un bloque único, de dos nombres (López y Fernando Valdés Dal-Re, propuesto por el PSOE). El Senado dijo ayer que ya está 'fundamentado jurídicamente de forma suficiente e indubitada' que el ex portavoz del CGPJ no tiene el currículum exigido, que no cabe un trámite previo y que las candidaturas son 'estrictamente individuales', no valen los tiques.  

 

El líder del PP de Extremadura y senador por designación autonómica, José Antonio Monago, látigo del presidente extremeño, el socialista Guillermo Fernández Vara, no asistirá hoy al pleno porque está en un viaje de placer por las islas griegas. El Senado debate hoy varias mociones (una del propio PP) y las 15 leyes que acoplan el último modelo de financiación autonómica. Monago se ha significado por su insistente exigencia de “austeridad” a Fernández Vara.