Público
Público

El PP logra una alcaldía gracias a dos corruptos confesos

Los conservadores gobernarán en Arrecife con quienes admitieron el cobro de comisiones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El PP dio este lunes una vuelta de tuerca a la política de pactos municipales al arrebatar al PSOE una alcaldía gracias al apoyo de dos concejales imputados por corrupción y que ya han confesado al juez cómo y cuánto cobraban en concepto de comisiones ilegales. A las dos de la tarde, cuando la dirección del PP aún presentaba en Madrid el nuevo código ético del partido, la alcaldía de Arrecife (Lanzarote) ya había cambiado de manos.

El nuevo alcalde, el diputado nacional del PP Cándido Reguera Díaz, desbancó a su antecesor socialista con los votos del PIL (Partido Independiente de Lanzarote) y de otra pequeña formación isleña. Al PIL pertenecen Ubaldo Becerra y José Miguel Rodríguez, los dos imputados por un largo rosario de delitos de corrupción en la llamada Operación Unión y ahora en libertad provisional tras haber pasado varios meses en la cárcel. A ambos se les atribuye los delitos de cohecho (soborno), tráfico de influencias y asociación ilícita, entre otros, según fuentes conocedoras del caso.

De la mano de Reguera, vuelve así al poder la misma formación con la que los socialistas rompieron en mayo su acuerdo local de gobierno cuando estalló este nuevo escándalo de corrupción urbanística. La lista de imputados supera ya la treintena. Entre ellos figura el histórico político Dimas Martín, que ya cumplía condena por otro delito. Y, también, aunque con un papel poco relevante en la trama, el concejal del PP en Arrecife Joel Delgado.