Público
Público

El PP se niega a adoptar medidas y denuncia que todo es una trama en contra del partido

De Cospedal ha dicho que "estamos ante una trama de corrupción para aprovecharse del PP y utilizarla en su contra"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El PP ha prometido, por boca de Mariano Rajoy, que exigirá responsabilidades a quienes 'hayan hecho lo que no deberían hacer'. Es la máxima cota de asunción de responsabilidades que han alcanzado a aventurar los conservadores apenas 24 horas después de que se levantara parte del sumario del caso Gürtel.

Rajoy ha asegurado esta mañana que 'no mira para otro lado ni lo va a hacer nunca'. Pero la secretaria general del PP, Maria Dolores de Cospedal, ha roto el discurso de su líder al echar balones fuera y descartar cualquier mínima responsabilidad en la trama de corrupción que, desde hace varios meses, asedia a los conservadores.

A juicio de De Cospedal 'el PP está siendo víctima de una actuacion sectaria de la Fiscalía y del Gobierno, jamás se ha producido una actuación tan partidista y sectaria'. Y ha ido más allá: 'Estamos ante una trama de corrupción para aprovecharse del PP y utilizarla en su contra'.

Palabras casi calcadas a las que, apenas unas horas antes, había pronunciado Rajoy durante unas jornadas en la sede nacional del PP sobre los Presupuestos Generales del Estado para 2010. Todo se fraguó desde fuera del partido 'para aprovecharse del PP y utilizarlo en su contra', ha asegurado.

Del mismo modo han coincido ambos dirigentes en minimizar la relevancia de los hechos que han salido a la luz. Para Rajoy 'en toda organización puede haber personas que hacen cosas que no se deben hacer', mientras que la secretaria general del partido ha sostenido que 'a diferencia de Filesa, queda acreditado en el sumario que ni Correa ni sus socios son dirigentes del PP y las organizaciones o sociedadades que pudieron constituir no eran creadas por el PP,  sino por una persona para enriquecerse ellas'. 'Todos los partidos no pueden decir lo mismo. Mi partido se ha comportado de una forma ejemplar'.

De hecho, las medidas contundentes pedidas por la propia De Cospedal para los implicados de la red valenciana de la trama, no se las aplican los propios conservadores a nivel nacional. Las penas ya están purgadas: 'Todas las personas imputadas ya están suspendidas de militancia o relevadas en sus cargos de responsabilidad en el partido', ha añadido.

A lo máximo que ha llegado De Cospedal ha sido, durante su comparecencia, a criticar los regalos recibidos por los principales imputados en la trama ('con independencia de que las actuciones sean punibles o no legalmente, no es oportuno ni ejemplarizante que se reciban ese tipo de regalos, pero también esas cosas hay que demostrarlas').

Por último, De Cospedal ha lanzado un mensaje de confianza: 'Somos conscientes de la responsabilidad que implica ser depositarios de la responsabilidad de más de diez millones de votos y garantizamos a todos los españoles que la inmensa mayoría de dirigentes yrepresentantes del PP son un ejemplo de responsabildad'.