Público
Público

El PP pide que SITEL "esté bajo el control de los jueces y no de Rubalcaba"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El vicesecretario de Comunicación del PP, Esteban González Pons, ha pedido hoy una mayor vigilancia judicial de las escuchas telefónicas que se hacen a través del sistema SITEL, que a su juicio debe estar "bajo el control de los jueces y no de Rubalcaba".

González Pons ha participado junto al presidente del PP vasco, Antonio Basagoiti, en un encuentro con internautas y "bloggers" organizado por las Nuevas Generaciones de su partido en San Sebastián, en el que ha calificado de "ilegal" el sistema de interceptación de comunicaciones que existe en España y ha comparado SITEL con "el gran hermano de nuestro tiempo, la oreja que todo lo escucha".

El dirigente popular ha recordado que a través de SITEL la Policía puede grabar conversaciones, acceder a las tarjetas de audio y fotos de los teléfonos móviles, grabar los SMS, las comunicaciones por fax y correo electrónico de los teléfonos, así como identificar a los interlocutores y saber incluso dónde están físicamente aunque tengan el aparato apagado.

González Pons ha rechazado el argumento del Gobierno que "se ampara en una sentencia del Tribunal Supremo" para considerar que SITEL es legal y se ha preguntado cuántos jueces han autorizado escuchas a través de este sistema "sin saber que se iba a desnudar la vida privada" de la persona investigada y de todos los que se pusieran en contacto con ella.

"No decimos que en España hay escuchas ilegales, sino que hay un sistema ilegal de escucha", ha aclarado el vicesecretario de Comunicación del PP, quien ha apoyado que SITEL se utilice contra el terrorismo y el narcotráfico pero no que "al resto de los españoles se nos trate como a terroristas y narcotraficantes".

Ha puesto de relieve que el PSOE se "enfrenta a un grave problema" porque si ahora se aprueba una ley orgánica que regule este sistema de escuchas, el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, y su antecesor José Antonio Alonso, deberán "asumir la responsabilidad política de haber estado seis años sin ningún tipo de cobertura normativa" y, si no se hace, "la máquina seguirá funcionando sin suficientes garantías" y "el día que Rubalcaba se vaya el monstruo seguirá en el Ministerio del Interior".

Ha pedido por ello que se controle su uso y que SITEL quede "bajo el control de los jueces y no de Rubalcaba".

También se ha referido a la entrada hoy en vigor de la medida por la que se retirarán las tarjetas prepago de los teléfonos móviles de quienes no se hayan identificado, medida que ha criticado porque coacciona a "cientos de miles de usuarios de móviles que compraron esas tarjetas porque sabían que eran anónimas".

Se ha preguntado cuánto van a ganar las operadoras de telefonía por esas tarjetas ya pagadas que no se van a consumir y ha propuesto que "repartan esas ganancias rebajando esta Navidad las cuotas de los teléfonos móviles", para que ese dinero que era de los usuarios lo siga siendo.