Público
Público

El Prado se convierte en el "pequeño" Hermitage

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Museo del Prado se convertirá, a partir del próximo 8 de noviembre, en un "pequeño" Hermitage, con la exhibición al público de muchos de los tesoros del gran museo ruso de San Petersburgo durante cuatro meses.

"Composición VI", de Kankinsky, y "Conversación", de Matisse", son los dos lienzos con los que se inicia el montaje de la exposición, que han sido ya ubicados en la que será la última sala del recorrido de la muestra, la destinada a las obras del siglo XX.

Casi noventa obras de las célebres colecciones de pintura, dibujo y escultura del museo ruso estarán presentes en la exposición "El Hermitage en el Prado", que incluirá también una cantidad similar de piezas correspondientes a sus extensas colecciones arqueológicas y de artes decorativas, además de trajes de época y mobiliario.

Esta muestra completa el intercambio de colecciones acordado entre los dos grandes museos, español y ruso, iniciado a principios de año con la presentación de "El Prado en el Hermitage" en San Petersburgo, la muestra temporal más vista en la historia del museo ruso, con un total de 630.000 visitantes.

En el contexto de ese intercambio, organizado en el marco del Año Dual España-Rusia 2011, más de sesenta obras maestras firmadas por Velázquez, Tiziano, Goya, El Greco, Rubens o Zurbarán pertenecientes al Museo del Prado viajaron a San Petersburgo para ser admiradas en el Hermitage.

A partir del próximo 8 de noviembre, en un viaje a la inversa, será el museo ruso quien cederá 120 obras maestras, desde el siglo V a. C. hasta el siglo XX, para que puedan ser contempladas por primera vez en España en las salas de exposiciones temporales de la ampliación del Prado.

Además, el acto de iniciación del montaje de la muestra ha servido de marco para la firma del convenio de renovación entre el Museo del Prado y la Fundación BBVA durante los próximos cuatro años.

Con esta firma, materializada por el presidente del Patronato del Prado, Plácido Arango, el presidente de la Fundación BBVA, Francisco González, y la presidenta de Acción Cultural Española, Charo Otegui, la entidad se compromete al patrocinio de esta exposición, al tiempo que renueva su compromiso de colaboración con el Museo como "benefactor" por otros cuatro años.

Francisco González ha elogiado el "compromiso" del Prado con la cultura y ha precisado que, "pese a la tormenta" económica actual, la entidad que preside está "pasando bien" la crisis "sin ningún tipo de ayuda pública".

En este sentido, Plácido Arango ha agradecido la renovación del convenio por parte de la Fundación BBVA, mientras que Charo Otegui ha considerado que el intercambio entre dos grandes pinacotecas europeas "sirve de vínculo entre dos grandes pueblos, el español y el ruso".

La muestra, comisariada por Mikhail Piotrovsky, director del State Hermitage Museum, permitirá no solo dar a conocer al público español sus magníficas colecciones de arte y arqueología, sino también su historia.

Así, los visitantes del Prado serán recibidos por los retratos de los emperadores rusos Pedro I, Catalina II y Nicolas I, así como por cuadros del interior del palacio e incluso una selección de muebles y trajes de corte.

Entre las grandes obras maestras de la pintura que viajarán a España se encuentran lienzos como el "San Sebastián", de Tiziano; el "Tañedor de Laúd", de Caravaggio; el "San Sebastián", de Ribera o "Almuerzo", de Velázquez.

De la importante colección de Rembrandt que atesora el Hermitage llegarán "Retrato de un estudioso" y "Caída de Haman"; de la colección de dibujos vendrán obras de Durero o Rubens, y entre las esculturas destaca el boceto en terracota de Bernini para el "Éxtasis de Santa Teresa".

La muestra contará también con notables ejemplos de las célebres colecciones de pintura impresionista y post-impresionista del museo ruso, representadas por Monet, Cézanne, Renoir, Gauguin y Matisse mientras que de Picasso se incluirán los lienzos "Mujer sentada" y "Bebedora de absenta". Concha Carrón