Público
Público

Los precios caen por primera vez en la historia

Es el primer descenso de precios interanual de la historia de este indicador, que comenzó a elaborarse en 1997

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Este marzo, la vida ha sido más barata que en el mismo mes del año anterior. Al menos eso es lo que apunta el IPC armonizado (el que se envía a Bruselas con datos homogéneos de todos los países miembros), que por primera vez registra una tasa negativa al caer un 0,1%. Si se confirma el dato en el IPC definitivo, esta sería la primera vez en la historia de la estadística (que arranca en 1962) que los precios registran una caída.

Hasta la fecha, España es el primer país de la UE en publicar una tasa negativa de precios en lo que va de crisis. La diferencia entre el dato armonizado y el definitivo suele ser como máximo de una décima, que si fuera al alza dejaría al indicador en el 0,0%, también el dato más bajo de la serie. En cualquier caso, los expertos asumen que la tendencia apunta a que el IPC estará en negativo hasta pasado el verano y que en el conjunto del año caerá en alguna décima.

Sin embargo, los economistas se resisten a hablar de una deflación e insisten que el escenario que veremos es el de una bajada del indicador por el efecto escalón (el fenómeno resultante de realizar un cálculo en el que la base anterior es más elevada) y tras el recorte del precio del crudo.

'La deflación no es sólo una tasa negativa de los precios, sino una reducción generalizada junto con los salarios reales en el conjunto de la economía y eso no lo estamos viendo', asegura Emiliano Carluccio coordinador de análisis económico en el Instituto Flor de Lemus de Madrid.

Según sus cálculos, si se descomponen todos los elementos de la cesta de la compra del IPC, sólo un tercio registra caídas de precio, la mayoría ligadas a la energía, al calzado y la ropa. Es más, en opinión de Carluccio, en las últimas semanas los riesgos de que España entre en deflación han disminuido y se espera un repunte de los precios para 2010.

Los expertos de Caixa Catalunya sitúan en el último mes de 2009 la recuperación de los precios, hasta alcanzar un repunte del 1% y también creen que es necesaria que la caída sea más 'sostenida' para poder hablar de deflación.

El dato que dará la pista de si España se encuentra en un proceso desinflacionario, como aseguran desde el Gobierno, o ante una deflación, es la evolución del IPC subyacente, el que se calcula sin los precios de la energía y los alimentos frescos, los más volátiles. María Jesús Fernández, analista del servicio de estudios de la Fundación de las Cajas de Ahorro, no cree que este indicador entre en negativo este año, ya que los precios en los servicios crecerán a un ritmo del 3%.

El propio presidente del BCE, Jean Claude Trichet, aseguró ayer que 'no hay riesgo de deflación en la zona del euro', aunque dijo estar 'alerta de forma permanente'. El FMI califica técnicamente como deflación un periodo de dos trimestres consecutivos con precios a la baja, lo que sí se producirá en España.