Público
Público

Los precios suavizan su caída a pesar de la atonía del consumo

 El Gobierno ahuyenta el fantasma de la deflación por el cambio de tendencia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La tasa de inflación adelantada, que mide de forma homogénea los precios en los países de la zona euro, registró en España un descenso del 0,8% en el mes de agosto respecto al mismo mes del año pasado. De ese modo, el IPC muestra un repunte de seis décimas respecto a la caída del 1,4% registrada en julio, confirma la tendencia apuntada por el Gobierno y los expertos el pasado mes, cuando aseguraron que la caída de precios había tocado fondo y que esta tendencia se iría moderando hasta volver a tasas positivas al final de 2009.

El secretario de Estado de Economía, José Manuel Campa, volvió a leer los datos de precios en positivo. 'Este repunte demuestra que España se aleja de la deflación', aseguró. Según los criterios técnicos ésta se produce cuando los precios caen de forma generalizada durante seis meses consecutivos.

Decimoquinta caída de ventas

En cualquier caso, el repunte de la tasa de IPC en agosto está ligado sobre todo a la evolución de los precios del petróleo, que ahora tiran al alza (cuando el año pasado iniciaban una senda descendente desde sus máximos históricos), más que a una verdadera recuperación del consumo.

Así lo demuestran los datos, también publicados ayer por el INE, de las ventas del comercio minorista, que registraron una caída interanual en julio del 4,6%. Éste es el decimoquinto mes consecutivo en el que las ventas se contraen en el sector.

Los comercios pequeños fueron los que más sufrieron el recorte de ventas, con caídas del 5,1% frente al 1,7% que registraron las grandes superficies. Tampoco fue buena la evolución del empleo que desciende un 4,7% y ya acumula un año de descensos.