Público
Público

El presidente de la CECA comparece hoy en el Congreso para hablar del crédito

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente de la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA), Juan Ramón Quintás, comparecerá hoy ante la Comisión de Economía del Congreso de los Diputados para dar su visión sobre la crisis económica y la evolución del negocio crediticio, entre otros asuntos.

Fuentes financieras señalaron a EFE que Quintás tendrá que responder también, previsiblemente, a preguntas sobre las fusiones en el sector de las cajas, como la anunciada a principios de marzo entre la malagueña Unicaja y la Caja de Castilla-La Mancha (CCM), que dará lugar a una de las cinco primeras cajas de España.

La comparecencia de Quintás fue solicitada por los grupos parlamentarios de la Cámara el pasado 4 de febrero, junto con la del gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, que ya acudió el 25 de ese mismo mes, y la del presidente de la Asociación Española de Banca (AEB), Miguel Martín, que lo hizo el pasado 10 de marzo.

También comparecerán ante la Comisión de Economía a petición de los grupos parlamentarios los presidentes del Instituto de Crédito Oficial (ICO), de las patronales empresariales CEOE y CEPYME, y los dirigentes de los sindicatos Comisiones Obreras y UGT y de las organizaciones de autónomos, en fechas aún por confirmar.

Sin embargo, los presidentes de las principales entidades financieras españolas no tendrán que acudir al Congreso, ya que la Comisión de Economía rechazó la petición en este sentido del grupo ICV.

Quintás deberá dar explicaciones sobre el endurecimiento de las cajas a la hora de conceder créditos, como hiciera la semana pasada el presidente de la AEB, Miguel Martín, que aseguró que la banca arrimará el hombro para superar la crisis e hizo un ejercicio de autocrítica al admitir que este sector ha tenido parte de culpa en el exceso de endeudamiento de familias y empresas.

También se refirió a la falta de crédito que perjudica a la economía española, una restricción que reconoció pero que justificó en la escasez de la demanda motivada por el deterioro de la situación económica.

Además, insistió en que los bancos y cajas no han cerrado el grifo del crédito "porque seríamos las primeras víctimas si lo hiciéramos".