Público
Público

El presidente del PE asegura que los nuevos altos cargos de la UE cumplen sus expectativas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente del Parlamento Europeo (PE), Jerzy Buzek, ha asegurado que la elección de Catherine Ashton como Alta Representante de la Política Exterior y de Herman Van Rompuy como primer presidente estable de la UE satisface sus expectativas.

"Mis peticiones para los altos cargos han sido respetadas", afirmó Buzek en un comunicado, en el que dijo que pidió a los líderes comunitarios una decisión rápida y que "eligiesen más a un coordinador que a un presidente, y creo que Van Rompuy cumplirá este papel".

Buzek valoró también que los Veintisiete hayan escuchado su sugerencia de que uno de los altos cargos fuese para una mujer y consideró que los nombramientos suponen un "buen equilibrio geográfico", un aspecto en el que también había insistido.

"Nuestra largo debate institucional casi ha concluido", por lo que la UE puede ahora concentrarse en las cuestiones cruciales a las que tienen que hacer frente los ciudadanos europeos.

Según el líder de la Eurocámara, el nuevo presidente del Consejo Europeo debería reorientar la institución y garantizar la continuidad, mientras que con la nueva jefa de la diplomacia Europa "racionalizará su voz en el mundo" y hará más sencilla la cooperación con otros actores internacionales.

Buzek recordó que Ashton, igual que los demás miembros de la próxima Comisión Europea, serán sometidos a audiencias en la Eurocámara para determinar su aptitud para el puesto antes de votar al nuevo Ejecutivo comunitario.

Los eurodiputados del grupo de los Verdes en el PE no se mostraron tan satisfechos al considerar que la UE ha seleccionado "perfiles bajos para puestos altos", indicaron en un comunicado.

Según el copresidente del grupo, Daniel Cohn-Bendit, el nuevo presidente es "insulso" y la Alta Representante es "insignificante".

Para la copresidenta, Rebecca Harms, "los líderes europeos tienen exactamente lo que querían: alguien que no les haga sombra"

En cuanto al nombramiento de Ashton, Harms consideró que se debe a la acción de las eurodiputadas que se manifestaron esta semana para solicitar paridad de género en los nombramientos y señaló que su éxito en el futuro dependerá mucho de su capacidad para trabajar en cooperación estrecha con el PE.

El Partido Popular Europeo subrayó que Ashton y Van Rompuy son dos "políticos experimentados y muy competentes", en palabras de su presidente, Wilfried Martens.

Según Martens, Van Rompuy posee "cualidades de fuerte liderazgo" y precisamente por eso él mismo le propuso como primer ministro de Bélgica ante el rey Alberto II.

"Ashton será un importante añadido para la nueva Comisión Barroso", destacó el secretario general del PPE, Antonio López-Istúriz.

El grupo socialista del PE opinó que la laborista Ashton es una "buena elección" y recordó su labor en la Cámara de los Lores, la cámara alta en el Reino Unido, donde consiguió asegurar el apoyo de Reino Unido al Tratado de Lisboa.

El líder del PSE en la Eurocámara, Martin Schulz, reconoció estar muy satisfecho con el nombramiento, que en su opinión supone una "pequeña compensación por el bajo nivel de representación de las mujeres en la CE".