Público
Público

El presidente del Valencia niega que Albelda esté apartado y el club le acusa de creerse "indiscutible"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente del Valencia CF, Juan Soler, ha negado hoy ante el juez que el centrocampista David Albelda se encuentre "apartado" de la plantilla, a la vez que el abogado del club le ha acusado de creer que tiene derecho preferente de ser alineado como titular en todos los partidos y de considerarse "indiscutible".

El máximo accionista del club valencianista ha prestado declaración como testigo en la vista oral por la demanda de Albelda contra su equipo para la rescisión de su contrato, que se celebra en el Juzgado de lo Social número 13 de Valencia.

Soler ha defendido que la decisión adoptada por Ronald Koeman de no volver a convocar al jugador fue "puramente deportiva", y ha subrayado que el entrenador holandés "siempre" tiene su apoyo cuando las determinaciones son de "carácter técnico".

Según ha relatado, el entrenador le comunicó su intención el pasado 17 de diciembre, y le dijo que era "imprescindible adoptar medidas" ante unos "problemas" que existían en el vestuario.

"Siempre nos dijo que era algo temporal, para dos partidos", aunque después decidió que era "permanente", ha afirmado el presidente del Valencia.

Soler ha reconocido que no es "normal" que el club emita comunicados oficiales cuando el entrenador decide dejar fuera de la convocatoria a una serie de jugadores durante dos encuentros, si bien, esta vez, "los jugadores eran muy importantes", y por eso se hizo.

"Se levantó una enorme polvareda por la noticia, y por ello decidimos ofrecer una voz del Valencia", ha declarado el presidente del club, quien ha llegado a admitir que "prácticamente parecía un despido", aunque "no lo era", ha precisado.

El dirigente ha reconocido por último que, durante las negociaciones mantenidas esta semana para evitar la celebración del juicio, una de las condiciones para la rescindir el contrato ha sido que no juegue en "prácticamente" ningún club español la próxima temporada.

En contra de las declaraciones de Soler, Koeman ha sostenido ante el juez que su decisión era "definitiva" desde el principio, y que así se lo hizo saber al presidente.

El técnico holandés, que pidió un traductor para declarar en su idioma, ha negado que esta medida fuera una imposición del club, y ha asegurado que responde únicamente a criterios deportivos, al considerar que el equipo tendrá "mas futuro" dando oportunidad a jugadores "más jóvenes".

Koeman, según ha explicado, empleó "unos cinco minutos" en transmitir su decisión al entonces capitán del Valencia, al que prefirió no dar explicaciones para no entrar en "debate" y le dijo que "sería mejor" que buscara una salida.

No obstante, asegura que le comunicó que no le volvería a convocar, pero no que nunca volvería a vestir la camiseta del equipo.

El técnico ha evitado contestar a diferentes preguntas de la parte demandante acerca de una posible convocatoria de Albelda en el futuro con frases como "en el fútbol nadie sabe cuanto duran estas situaciones", o en este deporte "nada está claro del todo".

En las intervenciones previas a los testigos, el letrado del Valencia ha afirmado que Albelda cree que "tiene un derecho preferente" a ser alineado y se considera "titular indiscutible", figura que "no tiene ningún valor jurídico".

"No existe tal concepto en al ámbito jurídico, nadie tiene un derecho absoluto a la alineación", ha afirmado el letrado, quien niega que se haya apartado al jugador del equipo, porque, entre otros motivos, aún cuenta con la licencia federativa.

En este sentido ha recordado que Albelda continúa usando "las mismas instalaciones" que el resto de la plantilla, existen los mismos medios materiales y humanos a su disposición, y entrena en las mismas condiciones que sus compañeros.

Prueba de ello, según ha argumentado, es que fue citado por Luis Aragonés para disputar el último partido que jugó la selección española -un amistoso contra Francia-, lo que "demuestra que ha podido entrenar con nivel".

Ha insistido en que tiene "la misma oportunidad que el resto de sus compañeros" para disputar los partidos", y ha asegurado que si sigue aquí es "porque quiere".

El letrado niega que exista la "falta de ocupación efectiva" alegada por el demandante, y considera que su petición de 60 millones de euros de indemnización no es "aplicable".