Público
Público

El presidente de Navarra y el ministro de Cultura presiden la constitución de la Comisión Organizadora 2012

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente de Navarra, Miguel Sanz, y el ministro de Cultura, César Antonio Molina, han presidido hoy la constitución de la Comisión Organizadora 2012 que conmemorará el octavo centenario de la batalla de las Navas de Tolosa y el quinto de la conquista de Navarra que dio paso a su incorporación a la Corona de Castilla.

"Dos efemérides importantísimas", ha dicho Sanz, y en las que el Gobierno de España tendrá "presencia espiritual y económica" para "avanzar en el estudio y la reflexión de aquellos acontecimientos históricos, de lo que han supuesto para Navarra, España y Europa, y mirar hacia un futuro que se presenta luminoso a la vez que complejo", según ha precisado el ministro.

La Comisión 2012 está integrada por representantes de ambos gobiernos, universidades navarras e historiadores, y cuenta también con la presencia de autoridades de la Baja Navarra, un territorio del Estado francés que en su día formó parte del Reino de Navarra y con el que el jefe del Ejecutivo Foral ha recordado que se ha mantenido siempre una relación de "lealtad y colaboración".

El objetivo, ha apuntado Sanz, es diseñar los actos que conmemorarán la batalla de las Navas de Tolosa en julio de 1212 en el norte de Andalucía, una ofensiva cristiana de los reinos de Navarra, Castilla y Aragón frente a las tropas almohades que constituye "un antes y un después" para España, así como la conquista de Navarra en 1512 por parte de las tropas del Duque de Alba, "cuando se conforma el presente de la Navarra foral y española, cuando empieza a entenderse lo que hoy es nuestro régimen foral" con una "plena integración" en la España constitucional.

Los actos conmemorativos de ambas efemérides deben seguir un criterio "riguroso, sólido y abierto", fruto de una aportación conjunta de los miembros de la Comisión, según ha subrayado Miguel Sanz en la reunión constitutiva, celebrada en el salón de actos del Archivo Real y General de Navarra.

Y es que el objetivo es "mostrar el perfil de una Navarra activa y diversa, interesada por la historia y por la cultura, que quiere saber más de su propia realidad y quiere compartir con todos esa riqueza del conocimiento, del arte y de la cultura".

De definir las líneas programáticas y mantener los contactos institucionales se ocupará una comisión permanente integrada por siete personas, mientras que la Comisión Organizadora 2012, que preside Sanz y de la que es vocal el ministro de Cultura, coordinará actividades, mantendrá una imagen común y unitaria de la conmemoración y divulgará la historia, el presente y el futuro de Navarra a través de iniciativas propias o de otras entidades.

Entre éstas, aunque todavía no se ha fijado el programa ni el presupuesto, figuran exposiciones, una de ellas con la pretensión de que sea itinerante por distintos puntos de España e incluso en el extranjero a través de entidades como el Instituto Cervantes.