Público
Público

Presidentes abogan por fortalecer el Mercosur para afrontar el zarpazo de la crisis

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los presidentes de los países miembros y asociados del Mercosur apostaron hoy por fortalecer este organismo para impulsar la integración y afrontar los efectos de la crisis económica internacional, durante el inicio de la Cumbre convocada en el balneario brasileño de Costa do Sauípe.

En la cita -organizada por el presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva- participan los mandatarios de Argentina, Cristina Fernández; Paraguay, Fernando Lugo, y Uruguay, Tabaré Vázquez, socios plenos del Mercado Común del Sur (Mercosur).

Igualmente, asisten los presidentes de Chile, Bolivia y Ecuador, países asociados del Mercosur, junto con Colombia y Perú, representados hoy por sus vicepresidentes.

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, no llegó a tiempo para el inicio de la reunión del Mercosur, si bien su país está a la espera de integrarse plenamente en este organismo multilateral.

Al abrir la sesión, Tabaré Vázquez manifestó su complacencia por el liderazgo que ha asumido Brasil y que permite aumentar la voz del Mercosur en los foros internacionales.

"Vemos con gran beneplácito el trabajo internacional que Lula desempeñó y que, reitero, interpretó sin duda el pensamiento del pueblo y del Gobierno de Uruguay", agregó.

Vázquez apuntó que espera que la región consiga superar todas las dificultades y las incertidumbres que se presentarán en 2009 y apuntó que, para ello, será necesario aumentar la unión y fortalecer el proceso de integración.

El paraguayo Fernando Lugo sostuvo que el Mercosur "pasa por un momento importante de integración" e insistió en la necesidad de mantener la "identidad propia" del bloque.

También se comprometió a hacer el "mejor de los esfuerzos" a partir de ahora en la presidencia pro témpore del Mercosur, que Brasil entregará hoy a Paraguay.

La presidenta argentina, Cristina Fernández, -que una vez más llegó tarde a la inauguración de la Cumbre-, se sumó a las intervenciones en defensa de "revitalizar" el Mercosur "para relacionarnos con otros mercados, tal vez con una visión diferente a la que se tuvo hasta ahora".

"Deberíamos reclamar con fuerza a las economías desarrolladas una actuación y políticas más proactivas", agregó Fernández.

A juicio de la chilena Michelle Bachelet, el Mercosur ha reaccionado oportunamente para promover espacios de discusión ante la crisis.

Bachelet subrayó la necesidad de impulsar las políticas de desarrollo social y combate contra la pobreza y de adoptar medidas para frenar el desempleo.

"Al desplome bursátil no debemos sumarle el desplome social", advirtió la presidenta chilena, convencida de que el Mercosur plantea una "carta de navegación central".

Mientras, el presidente ecuatoriano, Rafael Correa, insistió en que la respuesta a la crisis mundial actual es la integración, traducida en "hechos concretos" y en la construcción de una "arquitectura financiera regional".

Para Correa, los objetivos deben ser avanzar en la puesta en marcha del Banco del Sur, de un fondo de reservas para momentos de crisis y de una moneda propia para el comercio regional.

El boliviano Evo Morales, en su turno, elogió la decisión del Mercosur y de Venezuela de absorber las exportaciones bolivianas que dejaron de beneficiarse de preferencias arancelarias de Estados Unidos y apuntó que medidas de este tipo impulsan el comercio justo y permiten avanzar hacia una mayor integración.

El vicepresidente colombiano, Francisco Santos, apostó por el desarrollo de la "megabiodiversidad" de la región y por el diseño de agendas estratégicas para salvar las selvas e impulsar un desarrollo sustentable basado en esta riqueza.

"En este tiempo de crisis, la mirada de largo plazo debe ser la economía del conocimiento y la innovación, con economías radicalmente distintas a la de ahora", agregó.

Las breves intervenciones de los líderes del Mercosur siguieron al discurso inaugural del presidente Lula da Silva, quien afirmó que las economías y democracias de los países del Mercado Común del Sur son lo suficientemente fuertes para enfrentar los efectos de la crisis mundial.

"Nuestra fuerza para enfrentar la recesión global no está sólo en la fuerza de nuestras economías, sino también en el vigor de nuestras democracias", dijo Lula en la sesión inaugural, a la que asisten varios invitados especiales, entre ellos el presidente cubano, Raúl Castro, cuya presencia destacó Lula al inicio de la reunión.