Público
Público

Los presidentes de Sudamérica firman la creación Banco del Sur

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los presidentes sudamericanos firmaron el sábado el acta para la creación del Banco del Sur, cuyo convenio final refleja que arrancará con un capital de 7.000 millones de dólares, tras participar en la cumbre América del Sur-África que se celebra en Venezuela.

La entidad, cuyo objetivo es financiar proyectos de desarrollo en la región, fue fundada en 2007 con la participación de Argentina, Brasil, Bolivia, Ecuador, Paraguay, Uruguay y Venezuela, aunque no había comenzado a funcionar por discrepancias en torno a su configuración.

El presidente venezolano y anfitrión de la cumbre, Hugo Chávez, había dicho durante la plenaria que el capital era de 20.000 millones de dólares, sin embargo su ministro de Finanzas aclaró luego que ese es un monto al que se aspira llegar.

"Aquí está el convenio definitivo y vamos a firmarlo esta noche (del sábado). Lula, ahora hay que poner la plata", dijo Chávez a su par brasileño, Luiz Inacio Lula da Silva, arrancando las risas en la reunión de presidentes y jefes de Estado de ambas regiones, reunidos en la caribeña isla de Margarita.

Según el acta constitutiva, Argentina, Brasil y Venezuela aportarían el grueso del capital con 2.000 millones de dólares cada una.

La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, estuvo presente en la firma del acuerdo y dijo que espera que su país se pueda adherir "pronto" al nuevo ente supranacional, cuyo capital propuesto en marzo era de unos 10.000 millones de dólares.

El Banco del Sur es una iniciativa de Chávez para "independizar" a la región de los organismos multilaterales de crédito, como el Fondo Monetario Internacional o el Banco Interamericano de Desarrollo, a los que fustiga por considerarlos brazos del capitalismo mundial.

El mandatario socialista ha abanderado numerosos proyectos de integración regional, algunos de los cuáles fracasaron, como el faraónico Gasoducto del Sur, con el que quería conectar las reservas de gas de Venezuela con todo el subcontinente americano.

La idea original de Chávez era que todos los países trasladaran sus reservas internacionales depositadas "en los bancos del norte" a esta nueva entidad regional, pero sólo partirá con el objetivo de impulsar el desarrollo de la región en medio de la crisis global, que ha dificultado el acceso al crédito.