Público
Público

Primer desplome del año para las bolsas asiáticas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Las bolsas asiáticas se dieron hoy el primer gran batacazo de 2009, en medio del pesimismo inversor generalizado sobre las condiciones económicas globales y las malas perspectivas para las grandes empresas de la región.

Las pérdidas fueron de casi el 5 por ciento para el Nikkei de Tokio, del 6 por ciento para el Kospi de Seúl y superiores al 3 por ciento en mercados como Hong Kong, Yakarta y Singapur.

La caída del miércoles en Wall Street arrastró hoy a la baja a los parqués de Asia y provocó fuertes caídas en la cotización de sus empresas, ante la avalancha de malas noticias sobre recortes de producción, despidos, rebaja de beneficios y hasta pérdidas.

Si el martes se conocía que Sony registrará este año sus primeras pérdidas operativas en catorce años, hoy era el turno de Nissan: tendrá sus primeros resultados negativos en la era Ghosn, desde 1999, y recortará su producción en otras 64.000 unidades.

El grupo electrónico NEC, por su parte, anunciaba 1.200 despidos antes de final de marzo, a causa de la caída en la demanda de semiconductores, y Sanyo Electric admitía que no ganará dinero en el año fiscal 2008 pues su beneficio neto será igual a cero.

Los mercados de Asia, una región muy orientada a la exportación, sufrieron caídas que no se veían desde mediados de noviembre, en el caso de Seúl y Hong Kong, o de diciembre, en Tokio, cuyo mal resultado empujó también a la baja al resto de los parqués.

El Nikkei perdió hoy el 4,91 por ciento hasta los 8.023,31 enteros, si bien en un momento dado llegó a caer por debajo de la barrera psicológica de los 8.000 puntos, algo que no sucedía desde el 8 de diciembre.

Como sucedió en el resto de Asia, los inversores japoneses se vieron afectados por el resultado de las ventas minoristas en EEUU de diciembre y la caída del 16,2 por ciento en los pedidos de maquinaria de Japón en noviembre, la mayor registrada hasta ahora.

Una vez más, los gigantes exportadores nipones estuvieron entre los grandes perjudicados al llegar a desplomarse el dólar hasta la banda de los 88 yenes en Tokio. Mazda cedió un 7 por ciento y Toshiba y Canon se dejaron un 6 por ciento, entre otras.

En Seúl, el índice Kospi sufría hoy su mayor caída desde el 20 de noviembre, un 6,03 por ciento, hasta los 1.111,34 puntos, en una jornada de ventas masivas y en la que el won marcó su nivel más bajo desde el 10 de diciembre frente al dólar (1.392 wones).

Todos los sectores del Kospi se movieron en cifras negativas y los grandes valores surcoreanos sufrieron fuertes sangrías, como las empresas de electrónica y los fabricantes de automóviles.

Samsung Electronics cayó un 6,13 por ciento, la siderúrgica POSCO se dejó un 5,28 por ciento y Hyundai Motor, sexto fabricante del mundo, retrocedió un 10,4 por ciento en una jornada aciaga.

Por su parte, Hong Kong tuvo también un marcado descenso pese a que hacia el cierre se fue poco a poco recuperando pues durante la sesión llegó a perder más de un 5 por ciento.

El índice Hang Seng de Hong Kong perdió finalmente un 3,37 por ciento, hasta acabar en los 13.242,96 puntos, su nivel más bajo en siete semanas.

Una caída similar registraron el índice Straits Times de la bolsa de Singapur, del 3,44 por ciento hasta los 1.704,06 puntos, y el JKSE de Yakarta, que retrocedió un 3,13 por ciento, hasta acabar la sesión en las 343,494 unidades.