Público
Público

El primer plato contra el tercero

Villa, que fue la primera opción goleadora de Florentino Pérez, se compara hoy con Benzema, aún bajo sospecha

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El primer plato, frente a la tercera opción, Villa contra Benzema. Hasta que se rompieron las negociaciones con el Valencia, Villa era el delantero elegido por el Real Madrid para rematar el atractivo fútbol que prometía el millonario proyecto de Florentino Pérez. Antes que Benzema, también Forlán apareció en la lista de preferencias de la dirección deportiva blanca.

En la medida en la que Villa ha ratificado que su llegada al Madrid hubiera sido una apuesta segura al gol (11 en 12 partidos), la comparación con Benzema ha sido un runrún permanente. Un eco que cobraba fuerza en los corrillos del fútbol cada vez que Villa engordaba sus números y Benzema seguía atrapado en su melancolía. La realidad de uno y otro jugador habla de la contundencia del presente frente a la incertidumbre del futuro.

'Benzema no es agresivo en la presión', dicen en el Madrid

'Villa es más ágil, Benzema es más lento para el desmarque', analiza Chico, el central del Almería que ha dejado una de las estampas de esta Liga con su persecución individual a Xavi en el Camp Nou. También le tocó tratar de frenar a los dos puntas que hoy se juntan. 'Benzema juega mejor de espaldas, es más difícil quitarle el balón en esas condiciones. Hay que marcarle muy pegado y por detrás para que no se gire. A Villa hay que dejarle espacio, no mucho, pero sí el suficiente para estar atento a sus movimientos. Cuando entra en diagonal y de cara es muy peligroso, porque arma el disparo muy rápido', prosigue Chico, que prefiere al asturiano: 'Es más completo'.

Benzema ha sido cuestionado tanto por sus números y su actitud en la hierba (cuatro goles en 11 encuentros) como por su lenta adaptación al día a día de Valdebebas. Mientras, Villa ha seguido a lo suyo. El gol ha sido y es su vía para seguir en el escaparate. Tanto para perpetuar su ascendencia en el Valencia y en la selección como para concretar su salida a un club más grande. 'Marca goles de todas las formas posibles', asegura Albiol de su ex compañero. La estadística le da la razón al central madridista: siete goles con la derecha, tres con la izquierda y uno de cabeza. De esos 11 tantos, ocho los ha conseguido culminando jugadas colectivas, uno se lo ha fabricado él mismo y otro ha sido de rechace.

'Villa es más ágil en el desmarque y más completo', analiza Chico

Villa está siendo una ametralladora de mayor precisión que Benzema: de sus 55 remates, 30 han ido entre los tres palos. El francés ha rematado 33 veces y sólo nueve disparos han ido a portería. Los cuatro goles de Benzema dibujan a grandes rasgos que maneja las dos piernas, dos con la izquierda y uno con el derecho, y que en el Bernabéu se siente más fuerte: allí formó sus cuatro tantos. A Villa le da igual el escenario: cinco goles en casa y seis fuera.

El madridismo se esperaba a un Benzema dibujando carreras devastadoras a lo Ronaldo e hinchándose a goles con esas roscas desde los picos del área que tanto le rentaron en el Lyon. También a un futbolista más esforzado. 'No esperen que sea muy agresivo en la presión. Él lo que tiene que hacer es mostrarse más para recibir el balón porque ahí sí es decisivo', argumentan desde el club. Hoy le exigen demostrarlo.