Público
Público

El príncipe Felipe de Bélgica no respeta el límite de velocidad por contaminación

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Príncipe Felipe, heredero del trono de Bélgica, fue sorprendido en un coche oficial que circulaba a 140 kilómetros por hora, pese a que el límite de velocidad en autopistas es de 90 kilómetros por hora, como medida de urgencia para reducir la contaminación, informan hoy varios diarios belgas.

Varios testigos aseguraron que de regreso a la capital belga procedente de Amberes, el citado vehículo conducido por un chófer y escoltado por dos motoristas alcanzó este martes los 140 kilómetros por hora, según publican los diarios Het Laatste Nieuws, Het Nieuwsblad y De Standaard.

Fuentes policiales señalaron que los "vehículos prioritarios" no tienen que respetar los límites de velocidad decretados para limitar los niveles de partículas contaminantes en el aire cuando se desplazan en "misión de urgencia".

Los diarios añaden que hasta ahora no han podido constatar el carácter de urgencia de la visita del príncipe a Amberes, que dista unos 50 kilómetros de Bruselas.