Público
Público

Prisión con fianza para el comisario detenido por aceptar sobornos de prostíbulos a cambio de avisarles de las redadas

Sexto agente imputado en un caso de presunta corrupción policial que habría amparado actividades ilícitas en dos macroburdeles

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El juzgado que investiga una presunta trama de corrupción policial vinculada a los principales prostíbulos de Barcelona ha decretado hoy prisión, eludible bajo fianza de 5.000 euros, para el comisario de la Policía Nacional Luis G., que fue detenido ayer acusado de recibir sobornos de los burdeles.

Según han informado fuentes judiciles, pese a que la Fiscalía pedía prisión incondicional para el comisario, el juzgado de instrucción número 33 de Barcelona ha resuelto decretar su ingreso en prisión, con fianza de 5.000 euros, por los delitos de cohecho y favorecimiento de la prostitución, entre otros.

El juzgado ha concedido un plazo de tres días para el pago de la fianza a Luis G., el sexto agente imputado en este caso de presunta corrupción policial que habría amparado supuestas actividades ilícitas en los prostíbulos Riviera y Saratoga de Castelldefels (Barcelona).

Luis G. fue detenido ayer por los Mossos d'Esquadra, acusado de haber aceptado sobornos de los propietarios de esos clubes de alterne, los mayores del área de Barcelona, a cambio de avisarles de las redadas que habitualmente se llevan a cabo para detectar si en los burdeles trabajan prostitutas sin los papeles en regla.

El actual jefe de las comisarías locales de la Policía Nacional, ha declarado hoy durante un par de horas ante el juzgado de instrucción, donde se le ha preguntado acerca de su relación con los propietarios de los clubes de alterne mencionados, dos de los cuales ya están en prisión.

Luis G. fue hace años comisario jefe de Extranjería, cargo del que dependen las unidades de las Redes de Inmigración y Falsedad Documental (Ucrif) de la Policía Nacional, de la que otros cinco mandos y agentes también han sido detenidos o imputados e incluso encarcelados, acusados de interceder a favor de los burdeles Saratoga y Riviera, ambos en Castelldefels (Barcelona).

En concreto, por esta causa se encuentra ya en prisión Andrés O., ex jefe de la Ucrif de la Policía Nacional , acusado, entre otros delitos, del de cohecho. Cuando fue detenido, Andrés O. había dejado ya la Policía y se encontraba en el sector privado.

Por su parte, otro jefe de una de las unidades de la Ucrif, Abundio N., imputado por los delitos de prevaricación, favorecimiento de la prostitución, contra los derechos de los trabajadores y falsedad documental, ha podido eludir la cárcel tras pagar una fianza de 2.500 euros.

También han sido imputados José María M. y el subinspector Ignacio L., que abandonó el cuerpo y trabaja en la misma empresa que Andrés O. Otro imputado, en libertad, es el ex inspector jefe del grupo de Extranjería y Documentación José Javier M.P., un elemento clave para desentrañar la trama.