Público
Público

La prohibición de fumar y la crisis afectan a los puros cubanos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La crisis económica internacional y las prohibiciones de fumar están afectando a la famosa industria de puros cubana, después de que la cosecha del mejor tabaco del país cayera un 14 por ciento en 2010, dijo el lunes un medio local.

En Pinar del Río, la provincia cubana más occidental, cuna del famoso puro, la cosecha se cerró con 22,4 millones de hojas recolectadas, por debajo de los 26 millones de 2009, según el semanario local "El Guerrillero", del Partido Comunista de la provincia.

Las hojas de tabaco son utilizadas para envolver y rellenar las preciadas marcas de puros cubanos, entre las que destacan Cohiba, Montecristo, Trinidad o Partagás.

"Hubo una reducción del plan de siembra por las limitaciones de recursos a causa de la crisis económica", dijo el semanario.

Los famosos habanos cubanos dominan el mercado mundial del tabaco premium con un 70 por ciento de las ventas.

Esta cifra de mercado no incluye a Estados Unidos, donde los puros cubanos están prohibidos por el embargo comercial impuesto por Washington al Gobierno comunista hace 48 años.

Pero la industria ha caído en los últimos años, rebajando la producción de puros para la exportación por debajo de los 217 millones en 2006; 123 millones en 2007 y tan sólo 73 millones el pasado año, cuando se utilizaron la gran cantidad de habanos almacenados, informó este mes el Gobierno.

Cuba, que tiene serios problemas de liquidez, redujo el pasado año en más de un 30 por ciento la extensión de las tierras dedicadas al cultivo de su famoso tabaco.

Las ventas por exportaciones de los puros cayeron hasta los 218 millones de dólares (176 millones de euros) en 2009, en comparación con los 243 millones de dólares registrados en 2008.

que tan sólo cuestan unos centavos y se producen en cultivos de otras zonas del país - no ha mostrado signos de desaceleración.

Cerca de 300 millones de puros fueron producidos en 2009, frente a los 278 millones de 2008, informó el Gobierno.

El distribuidor exclusivo de los puros cubanos, Habanos S.A., una empresa de propiedad mixta entre Cuba y el gigante británico Tobacco Group, no estuvo disponible por el momento para realizar comentarios.

Unos 200.000 agricultores cubanos privados, además de sus familias, dependen del cultivo y curado de las preciosas hojas de tabaco que venden bajo contrato con el Gobierno.

La industria emplea además a decenas de miles de especialistas que se ganan la vida en la producción de los famosos puros.