Público
Público

Prolongar lactancia aumentaría el riesgo de eczema en los niños

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Rachael Myers Lowe

Prolongar la lactanciamaterna aumentaría el riesgo de desarrollar una enfermedadcutánea común llamada dermatitis atópica, que afecta al 12 porciento de los bebés, según un nuevo estudio en Taiwán.

La dermatitis atópica es un tipo de eczema, o inflamaciónde la piel, hereditaria que aparece antes del primer año devida y suele desaparecer a los 5 años. Pero más allá de larelación genética, los médicos ignoran por qué algunos bebés lasufren y otros no.

Un equipo en Taiwán quiso comprobar si la lactancia maternay los primeros alimentos sólidos explicaban esa diferencia.

Los expertos creen que prolongar la lactancia y retrasar elcomienzo de la dieta sólida podría prevenir la dermatitisatópica, aunque faltan pruebas científicas sólidas que loavalen.

El equipo de Chao-Hua Chuang, de la Chang Jung ChristianUniversity y otras instituciones de Taiwán, analizó los datosde un estudio pediátrico en curso en la isla.

Cuando los niños tenían 6 y 18 meses, sus padresproporcionaron información sobre ellos, sus bebés y el ambientehogareño mediante cuestionarios sobre el tabaquismo, lasalergias y el nivel de educación.

También informaron si los bebés recibían lactancia materna,cuándo habían comenzado con la dieta sólida y si algún médicoles había diagnosticado dermatitis atópica.

A los 18 meses, a 2.449 de 20.172 bebés (12 por ciento) sele había detectado dermatitis atópica. El porcentaje fuesimilar al de estudios previos.

El equipo excluyó a una gran cantidad de niñosdiagnosticados antes de los 6 meses por temor a que los padresles hubieran modificado la alimentación luego del diagnóstico,lo que podría haber alterado los datos.

A 1.050 de los 18.773 niños restantes (6 por ciento) lesdetectaron la dermatitis atópica entre los 6 y 18 meses.

Tras considerar factores de riesgo potenciales de lacondición, como alergias de los padres y exposición a mascotas,humedad y humo de cigarrillo de segunda mano, el equipo observóno sólo que la lactancia materna prolongada no protegía de laenfermedad cutánea, sino que parecía aumentar el riesgo de queel niño desarrollara el problema a los 18 meses.

En la revista Pediatric Allergy and Immunology, los autoresseñalaron que los resultados van en contra de algunos estudiosprevios.

Pero destacaron que la mayoría de esas investigaciones seconcentraron en la lactancia materna exclusiva, algo queresulta difícil de analizar porque muy pocas parejas en Taiwánoptan por no combinar la leche con otros líquidos o consólidos.

Por lo tanto, afirmaron que "no pueden descartar porcompleto los beneficios potenciales de la lactancia exclusivacontra la dermatitis atópica".

Chuang destacó que las pruebas del nuevo estudio nojustifican modificar las recomendaciones vigentes sobre lalactancia materna. "No podemos subestimar el resto de susventajas", escribió.

FUENTE: Pediatric Allergy and Immunology, publicado online21 de junio del 2010.