Público
Público

Protección Civil dice que el equipo radiactivo no es peligroso sino se intenta abrir

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Protección Civil ha recalcado que el equipo radiactivo utilizado para medir la humedad del terreno sustraído de una obra en Ripollet (Barcelona) no conlleva peligro sino se intenta abrir y se libera su contenido, por lo que ha pedido a los ciudadanos que no lo toquen si lo encuentran y llamen al 112.

El responsable de gestión de riesgos y planificación de Protección Civil, Sergi Delgado, ha informado a Efe de que este aparato, una caja metálica de base cuadrada y con un teclado numérico, propiedad de la empresa Geotecnia y Cimientos, robado de un laboratorio de obra junto a la C-58, es un instrumento habitual en este tipo de obras.

"No comporta riesgo si no se libera esa radiactividad, que es de tipo media-baja, pero para ello (para liberarla) el equipo se tiene que intentar romper de una forma violenta y con un elemento contundente, ya que los materiales radiactivos están doblemente encapsulados en su interior, no vale con que se caiga",

Delgado ha remarcado que si se libera hay un riesgo para las personas que estén alrededor de esta fuente, por lo que recomienda que en caso de que algún ciudadano la localice se aleje y llame al 112, que activaría un protocolo de control radiológico y haría las medidas oportunas en caso de que se hubiera producido algún tipo de emisión o de fuga, "algo poco probable", insiste.

Las mismas fuentes han señalado que desconoce si este tipo de equipo puede tener alguna salida comercial, y que posiblemente el ladrón o ladrones desconocen el contenido del material sustraído.

"Desde el punto de vista lógico no es un aparato para producir daño colectivo a la población, no puede tener otro objetivo que la sustracción y venta o el desmantelamiento y venta", ha remarcado Delgado.

El responsable de gestión de riesgos y planificación de Protección Civil ha explicado que este equipo con material radiactivo es similar a los que se utilizan en las universidades para hacer determinadas medidas, o en hospitales y centros de investigación. "El problema es que lo manipulen las personas que no tienen la formación, la experiencia y el conocimiento", subraya.

Según el Consejo de Seguridad Nuclear, el equipo no conlleva riesgos radiológicos mientras se mantenga íntegro, puesto que las fuentes radiactivas de su interior, que son de "baja actividad", están "protegidas y encapsuladas".

Por ello, pide a cualquiera que localice el equipo que evite su manipulación y avise inmediatamente a las autoridades, a la policía o al servicio de urgencias 112.

El aparato contiene dos fuentes radiactivas: "una de Cesio-137 y otra de Americio-241/Berilio", y el equipo dispone de varios indicativos que dejan claro que se trata de material radiactivo.